Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paulova con frutos secos

paulovadivinity.es

Alma Obregón nos sorprende en esta ocasión con una ligera y espectacular tarta de merengue y nata decorada con variados frutos rojos. Una receta muy original, perfecta para sorprender a tus invitados.

Ingredientes
Para la base de la tarta
325gr de azúcar glacé
2 cucharadas de harina de maíz
6 claras de huevo
2 cucharaditas de vinagre blanco
1 cucharadita de vainilla en pasta
Para la crema
500 ml de nata para montar
Azúcar glacé al gusto
750gr de frutos rojos
Paso 1: Elaboración de la base
El primer paso es preparar las capas de merengue que van a hacer cómo de bizcocho de esta tarta. Montamos las claras a punto de nieve y añadimos la mitad del azúcar glacé antes de seguir batiendo. Mezclamos la harina de maíz con el resto del azúcar y lo vamos añadiendo sin dejar de batir. Después añadimos el vinagre blanco y la vainilla en pasta. Repartimos la masa sobre tres papeles de horno recortados en forma de círculo y con ayuda de una espátula los extendemos por el papel. Metemos las tres bases en el horno a 140grados durante una hora y media. Después dejamos que se enfríen en el horno durante 20 minutos más.
Paso 2: Relleno y decoración
Mientras que las bases de merengue se terminan de enfriar, montamos la nata que debe estar muy fría. Cuando esté casi montada añadimos azúcar glacé al gusto y seguimos batiendo hasta que la nata esté totalmente montada. Empezamos a montar la tarta y para ella retiramos con mucho cuidado las bases del papel. Colocamos la primera base y sobre ella colocamos una generosa capa de nata y unos cuantos frutos rojos. Encima colocamos otra base y procedemos de la misma manera hasta conseguir los tres pisos deseados. Como toque final le podemos añadir un poco de azúcar glacé para darle aspecto nevado. Es recomendable conservar la tarta en la nevera y consumirla el mismo día de su elaboración.