Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso 3. La decoración

Una vez estén las muffins horneadas, se mete el praliné en una manga pastelera y se funde un poco de chocolate en un bol, se comienza con la decoración. Primero se descorazona cada muffin. El hueco se rellena con el praliné y se tapa con el trozo de muffin que se había quitado. Después se echa un poco de chocolate fundido por encima. Para acabar, se ponen unas florecitas de colores.