Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Divinity Collection #124: MBFW

La 63º edición de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid mostró la propuesta de 43 grandes creadores y marcas para la temporada otoño-invierno. A los ya consagrados Amaya Arzuaga, Hanibal Laguna o Andrés Sardá, el principal escaparate de la moda española reforzó su liderazgo incorporando al calendario de desfiles a dos nombres imprescindibles del panorama actual: Jorge Vázquez y MANÉ MANÉ. El primero de los diseñadores después de 10 años de ausencia en el circuito, presentó una deliciosa colección isnpirada en el oriente más exótico, para presentar a una mujer muy femenina, romántia y definitivamente cool. Por su parte MANÉ MANÉ con plataformas imposibles, cuadros principe de gales que se fusionan con zapatillas deportivas y su amor hacia el grunge noventero no dejó indiferente a nadie. Destacable también fue el regreso del madrileño Felipe Varela que coincidiendo con el 20º aniversario de su debut en Madrid, mostró una colección en las antípodas de lo que nos tiene acostumbrados, el diseñador de cabeceras de la reina Leticia. En esta ocasión sexo, lujo y rap se daban la mano para mostrar un lujo discreto. Y como era de esperar, la lencería esquisita de Andrés Sardá volvió a levantar a todos de sus asientos. En un desfile que se inicío con Bibiana Fernández como musa y en el que los culots tomaron todo el protagonismo, mientras que bodys y corpiños se encargaban de remarcar la silueta femenina. Rojo berenjena, azul profundo o maquillaje son los colores que marcan la tendencia de la ropa interior de la próxima temporada invernal.