Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luke es el ganador del reto final

La habitación de Kristy ha quedado preciosa pero le falta calidez para ser una habitación infantil. Bob ha perdido la esencia de la prueba, y los jueces no saben si el centro de la habitación es la silla o el cuadro, por lo que perdería el reto el sentido inicial, la silla. Finalmente la habitación que más ha convencido ha sido la de Luke. El estilo monocromático que ha usado ha resaltado el sillón que debía ser la estrella de la habitación. Por eso Luke es el ganador de las segundas llaves.