Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario y Óscar Casas: "Siempre hemos estado muy unidos, hasta compartimos la ropa"

Hermanos Casasdivinity.es

Dos hermanos muy hermanos. Mario Casas (30) y Óscar (18) tienen la típica relación fraternal: se pican el uno al otro, se prestan la ropa, se dan consejos y presumen de familia numerosa. Pasan mucho tiempo juntos en casa de sus padres con sus otros tres hermanos, Sheila (28), Christian (24) y Daniel (2), donde la reunión de después de comer en el sofá nunca falla. Mario tiene grabada la primera imagen de su hermano de bebé como si de una foto se tratase y Óscar ve en Mario el mejor de los ejemplos a seguir en su carrera como modelo y actor. Nos lo han contado en la presentación de la campaña que han hecho juntos (y con Dalianah Arekion) para Springfield.

¿De pequeños os vestían igual?
Mario: Él es pequeño todavía (risas). Lo hacían más mis padres conmigo y mi hermana Sheila, que con ella me llevo un año y poco. A ella le ponían una faldita tejana y yo con un chaleco a juego o en Carnaval nos vestían igual.
Óscar, ¿has heredado su ropa?
Óscar: Más que heredar, se la robo y ya está. A la hora de vestirme lo que hago es ir a su armario.
¿Vivís juntos?
Óscar: Vivimos con nuestros padres.
Mario: Mis padres tienen una casa en El Escorial y, aunque yo tengo mi piso en Madrid, como estoy fuera siempre, me gusta mucho subir a casa.
¿Cuál es el primer recuerdo que tenéis el uno del otro?
Mario: Yo lo primero que recuerdo, la primera imagen que tengo es de cuando nació y llegó a casa. Lo tengo grabado como si fuese una fotografía, aunque era pequeñito, tenía doce años, pero está ahí guardado.
Óscar: Yo las imágenes que tengo, más que un recuerdo, son porque las he visto en cinta. Vídeos de pequeñitos que salimos juntos.
¿Os peleáis mucho?
Óscar: No, nos llevamos muy bien toda la familia. Siempre hemos estado muy unidos todos los hermanos.
¿Mario ejerce su papel hermano mayor?
Óscar: Sí, siempre me ha intentado ayudar muchísimo, sobre todo en este mundo, que él tiene una trayectoria increíble. Me dice que en esto hay que trabajar y ser constante y no conformarse. Mejor que él, pocas personas me lo pueden decir. Aunque nos llevemos doce años, parece que tenga solo uno más que yo por la relación que tenemos. Y en lo que es competitividad, deporte… parece que tenga dieciocho (risas).
Mario: Yo soy muy 'picado'. Pero, como ha dicho él, nos llevamos muy bien toda la familia y todos los hermanos, hemos crecido igual. Yo no doy consejos, más bien me los dan ellos o se ríen de mí y se meten conmigo, la típica relación de hermanos.
¿Qué cambios trajo la llegada de Daniel (dos años)?
Óscar: Fue un regalo de navidad para toda la vida. Yo había sido el pequeño hasta entonces, Mario, Sheila y Cristian sí sabían cómo es tener un hermano menor, pero yo no tenía ni idea. Y estoy aprendiendo mucho,  si en un futuro (lejano) soy padre sabré mucho más, me doy cuenta que no es nada fácil educar.
Mario: Es flipante. Te hace más consciente el ver cómo nuestros padres lo educan.
¿Qué papel os gustaría interpretar juntos?
Mario: Alguna película en la que hiciéramos de hermanos, me gustaría aprovecharlo ya que lo somos, funcionaría mucho mejor. Hay ese algo que es natural, innato, que ya está. También me gustaría que hiciera de mi hijo, si me ponen barba para darme años puede funcionar.
El mejor momento en familia de los Casas
Óscar: Todos juntos en el salón después de comer, hablando de nuestras cosas, echándonos unas risas.
Mario: Y jugando al 'mafia'. Nos juntamos mucho, no solo en navidad u ocasiones especiales. Estamos muy unidos.
Y Berta, ¿está integrada en la familia?
Mario: No, nada, la tenemos encerrada en un cuartillo (bromea).
¿Un sueño?
Mario: Volar. Ahora mismo sería increíble saltar del edificio e ir volando hasta El Escorial.
Óscar: Teletransportarme
Mario: ¡Eso es de vago!
Ver más de: