Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ewan McGregor, el chico duro de tierna mirada

El Festival de San Sebastián premia la trayectoria de Ewan McGregor por toda una labor en el cine. En Divinity lo tenemos claro, todo en él nos entusiasma. Su punto de galán, sus mil caras como actor, el 'family man' que es, su barba y hasta que sea uno de los menos laureados. A un par de semanas del estreno de 'Lo Imposible' nos preguntamos: ¿en qué momento nos enamoramos de él?


Ewan McGregor forma parte de ese grupo de actores que se te van grabando a fuego lento en la retina… y casi sin evitarlo. Conoces sus películas, conoces su nombre, su apellido, sus ojos azules, su sonrisa y sin quererlo, llegas a un punto de no retorno: no sabes por qué, pero lo único que te pide el cuerpo es forrar tu habitación con fotos suyas.
Cómo se llega a ese punto es todavía un misterio, probablemente su sonrisa tierna y su mirada azul completen la ecuación que despeje la X. Sin embargo, en un intento de ahondar en los porqués de esta inevitable atracción, hemos dado con cinco claves que quizás den algo de luz a toda esta incertidumbre. Cinco razones por las que probablemente, tú también, te hayas colgado de él.

Un galán de los de antes
Si hay un género que a Ewan le queda que ni pintado, sin duda es el romántico. Tan solo dos títulos le han bastado para ganarse el título de #galándecine: ‘Big Fish’ y ‘Moulin Rouge’. Un aire de amante apasionado que ni con agua hirviendo se le va. Papeles que van más allá del entregado soñador,  Ewan es en estos filmes la rencarnación de Cupido en la Tierra.
Tim Burton confió en él la historia de un hombre que forjó su vida en torno a dos mujeres ‘la que amaba y el resto’. Ewan bordó con su eterna sonrisa un personaje tan tierno como empalagoso. Pero fue años antes, cuando demostró sus dotes para el drama. Un grande en historias épicas de amor, Baz Lurhman, se atrevía con un musical moderno y arriesgado sobre el ‘Moulin Rouge’. Nicole Kidman abría el reparto de estrellas y Ewan lo cerraba, la primera ponía el glamour y la brillantina, el segundo LA VOZ  y la melancolía.
MIL CARAS
El hombre de las mil caras
La versatilidad es el punto fuerte de Ewan McGregor como actor. Su facilidad para cambiar de aspecto y de registro es un valor en alza. Su cara se transforma de papel en papel, lo que consigue que su rostro se grabe a fuego lento en nuestras pupilas. De antihéroe cocainómano a maestro Jedi, de cura a bohemio escritor…y un largo etc. de papeles variopintos.
Se ha codeado entre los grandes nombres del cine, ha trabajado con directores de renombre y ha sabido cederle como un caballero el espacio justo a sus compañeras de reparto #todounlujo.
FAMILIA
Family man de día, motero de noche
Para decepción de muchas, Ewan está pillado y bien pillado. Casado desde el año 95, con una diseñadora francesa, Eve Markis, es padre de cuatro retoños, dos biológicos y dos adoptivos. La familia al completo vive en Los Ángeles desde hace años. Celoso de su intimidad, Ewan  esquiva como nadie a la prensa cuando sale de casa con toda la prole, sin embargo no se corta en regalar muestras de cariño a su señora cuando hay una alfombra roja de por medio.
MOTOS
Pero quizás sea su faceta de tipo duro como motero lo que termina por volvernos locas. En 2004 Ewan se embarcó en un proyecto que le llevaría sobre dos ruedas a recorrer media Europa, un maratón que duró  3 meses y que tenía como objetivo acercar al público la labor de UNICEF en Ucrania. Una de cal como chico bueno y otra de arena como un completo macarra #nosencanta.
PREMIOS
Actor laureado, poco premiado
Alrededor de cincuenta películas en veinte años de carrera y tan solo una nominación a los Globos de Oro, (Moulin Rouge). Ewan lleva consigo el estigma de otros grandes del celuloide que jamás fueron reconocidos. Hollywood le debe una. Pero es esa imagen de actor al margen del Star System lo que precisamente llama la atención e él.
Combina grandes superproducciones con íntimas películas de autor, selecciona con mimo cada uno de sus trabajos y es por ello, por lo que cada interpretación que firma con su sello nos parece una obra maestra. Su criterio es garantía, lo que es bueno para él, es bueno para nosotros #amén.
BARBA
El gentleman de la barba escocesa
Que un hombre despierte interés entre el público masculino, (y hetero), por su aspecto, es de digno reconocimiento. No hablamos de su ropa, ni de su estilo de escocés errante, nos referimos a su espesa barba medio rubia, medio pelirroja con la que sueñan millones de machos en el mundo. Un look a lo granjero con toque casual, que combinado con esmoquin, americana de felpa o una simple camiseta le otorga un aire de Don Interesante difícil de olvidar.
Sígueme en twitter @crisrodriz