Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stallone, Viggo Mortensen, Anthony Hopkins y otros famosos que pintan en la intimidad

Tras la exposición de la fallecida Carla Duval nos hemos preguntado si habría muchos más famosos que le dieran a la pintura. Salen unos cuántos, muchísimos, sobre todo entre los actores y los músicos.

ccc
Una Kate Moss, de Doherty
No era tan conocida la afición de Carla Duval por la pintura, pero por si alguien no se acordase, nuestro colaborador Pepino Marino, el fotógrafo de las fiestas, tal vez también el más fiestero, se coló en la exposición póstuma  que ofició su hermana Norma. Ahí fotografío a todos los famosos que acudieron atraídas por el talento pictórico de esta celebridad. Asombrados por el éxito que tuvo la convocatoria, nos preguntamos si habrá más famosos que hayan sentido la llamada del arte, y vaya si los hay.
En España, empezando por Fabio McNamara, el gran genio de la Movida Madrileña, al mismo tiempo que aseguró ante los medios haberse convertido al cristianismo de forma furibunda, mostró ante las cámaras su nueva obsesión, la pintura. Con un estilo muy cercano al pop art, lo que ha quedado claro es que, tanto entregado a la mala vida nocturna como siendo un devoto de misa diaria, el cantante de Fanny y los + sigue siendo un cráneo privilegiado.
anto
Un Anthony Hopkins
Porque no hay perfil que describa al típico famoso pintor. Vaya por delante que Hitler le daba al pincel y aspiraba a ganarse así la vida antes de ser rechazado por una escuela y dedicarse a otras actividades más prosaicas por todos conocidas. Incluso en España, nuestro pequeño fascistito, Antonio Tejero, una vez preso tras el fracaso del golpe de Estado del 23-F desarrolló una gran afición por la pintura en prisión. Un hobby que combinó y sin duda tuvo que verse influido por la ingesta de las botellas de vino que le enviaban los ciudadanos afines a su causa.
Hay casos en el que no se sabe qué fue lo primero, si el huevo o la gallina. Por ejemplo, Aute ¿qué es? Un cantante que se hace famoso y resulta que pinta, o un pintor que se hace famoso cantando. Sea como fuere, ahí están sus cuadros. Difíciles de mirar por lo procaz.
Criado en Argentina varios años, el actor Viggo Mortensen, al que consideraremos medio hispano porque habla nuestra lengua con fluidez, ha expuesto en numerosas ocasiones en galerías de arte de Los Ángeles y Nueva York. Hasta en Grecia han disfrutado de su arte. En la película ‘A perfect murder’, con Michael Douglas y Gwney Paltrow, aparecieron muchas de sus obras.
ws
Un Michael Jackson
Pero yéndonos a lo gringo, gringo, tenemos al mismísimo 007, Pierce Brosnan, relajándose con las acuarelas. El actor dona lo que saca por la venta de sus obras a fines  caritativos. Suele pintar paisajes, de modo que alguna de sus creaciones puede estar adornando el portal del edificio de tu oficina o la sala de espera de tu dentista.
El ex marido de Courtney Cox, hermano de la actriz de Medium, Patricia, hablamos de David Arquette, el de Scream, es un grafitero reputado. Entre sus obras más curradas está haberle pintado unas vistas al mar en la pared de la habitación a su mujer. Por otro lado, es sabido que Jennifer Aniston ha reconocido que le gusta pintar. Quién sabe si va a ser esa la clave que la unió a Justin Theroux, porque el actor de 'A dos metros bajo tierra' se graduó en una escuela de arte y la pintura es una de sus prioridades que ha combinado siempre con el mundo de la actuación.
Y otra de las guapas, guapas de Hollywood, Michelle Pfeiffer, cuando no está rodando dice que se entretiene pintando y leyendo. Y que en cuanto a la pintura, lo que le motiva es llegar un día a hacerlo tan bien como Renoir, concretamente. ‘Un hombre del Renacimiento’, dijo The Guardian que era Anthony Hopkins, cuando sus pinturas llegaron a Inglaterra para ser expuestas. “Lo que veis, es el estado de mi mente”, aseguró muy ufano el actor, después de haber retratado a unos elefantes con tintes muy psicodélicos. Como las ‘Kate Moss’ de Pete Doherty, un artista que muy bien hubiera gustado de recorrer el Paris de los años 20, o el Berlín de los 30.
3.000 dólares nada menos cuesta una pintura de Michael Jackson, un precioso Charles Chaplin en blanco y negro. Otro ‘marciano’ de mucho cuidado, Leonard Nimoy, el actor que hacía de Dr. Spock en Star Trek, también pintaba. Y cantaba, que a nadie se le olvide. Aunque para tipos fuera de este mundo, El Nota de El Gran Lebowsky, este personaje, interpretado por Jeff Bridges tiene obras y exposiciones en su haber.
xx

Más sorprendente resulta que hasta Rambo sienta veleidades artísticas. Sylvester Stallone pinta y vende sus cuadros. Creaciones que salen por un pico y que también tienen en el arte abstracto su vehículo de expresión.
En el mundo de la música la lista es infinita. Si no te pones de acuerdo entre quienes son mejores, si los Beatles o los Rolling Stones, tranquilo, que vas a seguir igual si piensas en arte pictórico. Tanto Ronnie Wood, de los Stones, como Paul McCartney de los Fab Four tienen sendas carreras musicales. Les siguen Janis Joplin, Jimi Hendrix, Frank Sinatra… es un no acabar. Pero queremos acabar en alto, así que lo haremos recordando la rosa que Marilyn Monroe le pintó a Kennedy para regalársela por su cumpleaños. Hela ahí:
sxs
Un Marilyn