Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardiola, ¿qué te están haciendo?

Tirantes, pantalones de cuero con decoración extra a la altura de la entrepierna, camisa blanca y una cerveza gigante entre manos. Algo le pasa a Pep. El antes referente de estilo y ahora nuevo entrenador del Bayern no solo está mutando en filólogo alemán, sino que, fiel a su afán de perfeccionismo, se ha propuesto ser el más tirolés de München, el más tabernero del Oktoberfest. Repasamos las pistas de la conquista de Alemania (o viceversa) del de Sampedor.

GUARDIOLA
Todo comenzó como un compromiso comercial en el polideportivo del equipo, pero Josep se metió de lleno en el papel. Se trataba de que todo el clan se hiciese la foto para el póster oficial de Paulaner, la cerveza que los patrocina. Una mezcla de morbo, sentido del humor y folklore flotaba en el aire… y Pep, antiguo líder de masas fashion gracias a sus trajes impecables y sus corbatas finitas, no defraudó. O sí, según se mire.
A su lado estaban Ribery, el rubísimo Schweinsteiger y Thiago, su niño bonito ex culé, que aseguró sobre los pantalones de cuero a la web del equipo: "son confortables y uno puede acostumbrarse a ellos". Todos se lo pasaron muy 'gut'. Estaban expectantes ante la primera vez de Pep y aparecieron cada uno con su uniforme y su botella para una especie de aperitivo del festival de la cerveza más famoso del mundo, el Oktoberfest, que se celebrará en un par de meses. El vasco Javi Martínez ya paseó así el año pasado.
GUARDIOLA
FILÓLOGO ALEMÁN
Pero no solo de tirantes y rubio elemento vive Guardiola. A él le gusta profundizar. Otra pista de su 'digievolución' en alemán vino de la mano de su hermano, Pere Guardiola, quien se chivó a 'Der Spiegel' hace ya meses de que Pep estaba "obsesionado" con aprender alemán, que estudiaba "cuatro horas diarias" con una profesora en Nueva York y que se la llevó a Barcelona en las vacaciones de Semana Santa para no perder fluidez.
GUARDIOLA

Tanto se empeñó en la gramática de Goethe que dio su primera rueda de prensa en Munich en el idioma de Merkel. Consiguió dejarnos a los periodistas con la boca abierta ante tanta consonante seguida, acostumbrados como estamos a una educación en idiomas a la española. "Mi profesora de alemán no pudo acompañarme. Es hincha del Borussia Dortmund", dijo él haciendo un chascarrillo a lo bávaro. La sorpresa máxima vino unas semanas más tarde en otra rueda de prensa, en la que se hizo público el mal rollo con su ex mano derecha… pero eso es otro tema. O el mismo: el desamor se combate con la distancia.
GUARDIOLA

CHICO DE PORTADAS
En calzoncillos, con la equipación del Bayern, silbato, carpeta... así ha aparecido en la última portada alemana, la de la revista deportiva'11 Freunde'. De la composición se deduce a su vez que así le ven los alemanes: el chico listo que posee la receta mágica de la metanfetanina que hace brillar a los equipos, a lo Walter White en la popular serie 'Braking Bad', pero sin problemas con la ley. 'Breaking Pep’ ha llegado a la Bundesliga.
Breaking Bad
LA GUINDA BLANCA
La guinda de todo este pastel (¿de merengue?) es, cuanto menos, curiosa. Los kilómetros relativizan las pasiones y Pep no parece sentirse demasiado incómodo con su nueva equipación, bien blanca.
GUARDIOLA