Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javier Bardem: "No soy capaz de ver mis películas, no puedo ver mi nariz"

bardemdivinity.es

Nuestro actor más internacional, Javier Bardem, es portada del GQ británico por el estreno de la última entrega de James Bond, lo que significa que se ha puesto el mono de trabajo de dar entrevistas donde toca casi todos los temas, como su relación con Penélope y el hijo que tienen en común.


Javier Bardem se pone tímido. Este mes de octubre será la portada de la edición británica de la revista masculina ‘GQ’ y no ha podido evitar dejar algunas perlas, como que no es capaz de “ver sus películas”. ¿Por qué? No se trata de la calidad de su actuación, ni de lo tórrido de las escenas… sino una pueril vergüenza: su nariz. Eso sí, Bardem está imponente con su traje oscuro de chaqueta extralarga.
"Que me guste interpretar a distintos personajes no significa que me guste verlos después en la pantalla", confiesa el actor español, casado con Penélope y padre de su hijo Leo. Bardem no se verá por tanto interpretando al malo malísimo de 007 en 'Skyfalls', el proyecto que actualmente ocupa muchas de sus horas.
También confiesa que, en contra de lo que podrían pensar sus fans, tiene “muchas inseguridades”. No solo su nariz, también el tono, otro complejillo que sin embargo no ha impedido a Penélope Cruz enamorarse de él y ser la madre de su hijo.
El amor y la familia es algo que Bardem agradece siempre que puede: "Estoy felizmente casado. Estoy en paz y verdaderamente tengo que agradecer a quién sea que esté ahí por darme la oportunidad de ser amado", ha asegurado.
Guapo, enamorado y cómplice, el actor considerado como uno de los más atractivos del panorama español y con más relevancia fuera de nuestras fronteras parece quitarse un poco la máscara bajo la cual acostumbra a esconder su vida privada, pero sólo lo justo para recordarnos que en octubre estrena película.