Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jorge Blass hace magia con sus mascotas

Las manos de Jorge Blass son rápidas, elegantes y exquisitas. Es uno de los magos más brillantes de España. Sus mascotas no podían ser perros o gatos.
¿Alguna vez has visto la tormenta de nieve de Jorge Blass? Es pura fantasía. Las manos del mago Jorge Blass son rápidas, elegantes y exquisitas. De pronto su escenario se convierte en una lluvia blanca que estalla ante nuestros ojos como el final a una fantasía. Es, sin duda alguna, uno de los prestidigitadores más brillantes que existen en nuestro país. Sabe jugar como un alquimista, sabe hacer espectáculo con la voz y sabe, sobre todo, captar nuestra atención como un hechicero. No sé cuáles serán sus trucos, lo suyo es magia. Dicho todo esto, sus mascotas no podían ser perros o gatos. En manos de un mago como él surgen Claudio y Milana, una preciosas tórtolas blancas que forman parte de su espectáculo y de su vida.
Por cierto, el próximo Martes 15 de Febrero estrena su show en el Primer Festival Internacional de Magia. Promete ser uno de los mejores encuentros para los que adoran la magia. ¿Dónde? En el teatro Circo Price de Madrid. "Será una pasada" me dice Jorge Blass. Este es un aperitivo de un espectáculo en el que estarán los magos Kevin James, Tina Lenert y Mike Caveney, de EEUU, Jerome Murat, de Francia, los alemanes Sos y Victoria; y, por supuesto, los magos españoles Yunke, Juan Tamariz y Jorge Blass, que es director del show.
Ahora entendéis que Jorge Blass haga magia con sus mascotas, que sean esas dos palomas blancas que posan como estrellas ante las cámaras. Saben esconderse, jugar y salir airosas de todos los trucos. Coco me grita desde mis pies: "¡¡magia potagia!!". Y nunca mejor dicho porque este gran mago descubrió su vocación viendo aquel maravilloso programa de televisión a los 6 años. A los 12 ingresó en la escuela de Juan Tamariz y desde entonces ha pisado los escenarios de medio mundo. Pocos saben que este joven lleva años utilizando su magia para trabajar como voluntario, visitando escuelas y hospitales donde niños con alguna discapacidad o enfermedad disfrutan de sus simpáticos y originales trucos con las fundaciones Abracadabra y Mapfre. Tal vez uno de esos niños dentro de unos años también juega con tórtolas y lanza tormentas de nieve.
PD: Hoy Coco está más callada que de costumbre. Acabo de adoptar una nueva perrita de un refugio de animales abandonados de Buñol y se lo estoy contando. No es fácil ser la hermana pequeña de una famosa, pensad en Mónica Cruz y la papeleta que tiene siendo "hermana de". Busco nombre para ella, ¿me ayudáis?