Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Justin Timberlake y Amy Adams comentan la química 'profesional' ha surgido entre ellos

Llega a la cartelera 'Golpe de efecto', la primera película de un discípulo de Clint Eastwood, que protaginiza la cinta junto a Justin Timberlake y Amy Adams. La pareja de jóvenes actores ha comentado en esta entrevista lo bien que se lo han pasado rodando juntos, lo bien que se llevan y lo identificados que se sienten con sus persoanjes.


Amy Adams y Justin Timberlake protagonizan, junto a Clint Eastwood, 'Golpe de efecto', una historia enmarcada en el mundo del béisbol. Tiene el sello de calidad de que está dirigida por el ayudante de Clint Eastwood en 'Mystic River' y 'Million Dollar Baby'. La pareja de actores jóvenes, Justin y Amy, además ha presumido de la química que se produjo entre ellos durante el rodaje. "Trabajar con alguien con quien te diviertes, con quien conectas; compartes una filosofía y hace que todo sea más divertido", ha explicado ella.
"Conectamos gracias a un perfeccionismo y una ética del trabajo infatigable, algo que los dos compartimos", ha replicado él. Momento en el cual Amy ha aprovechado para echarse unas risas y ha bromeado: “¿Pensaba que te gustaba trabajar conmigo por mi pelo?”. Y él ha sido rápido: “Amo tu pelo”.
La complicidad entre ambos no se puede ocultar, de hecho, han confesado también que los personajes que encarnan se parecen a ellos mismos en la vida real. "No puedes decir lo mismo de todos los personajes que interpretas", ha comentado Justin que está realmente agradecido por haber sido incluido en el elenco de este film.
Como anécdota del rodaje, en esta entrevista conjunta, Amy ha relatado como en una ocasión tuvieron que interrumpir el trabajo durante unas escenas en un lago, porque Justin estaba con la cara y los labios azules.  Un sacrificio que el actor no se creía que tuviera que experimentar ni cuando leyó el guión.