Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Linda Evangelista relata su experiencia con las drogas en Vanity Fair

Linda Evangelista en Vanity Fairdivinity.es

En su papel de madre entregada a su hijo, pero igual de espectacular que siempre, Linda Evangelista ha concedido una polémica entrevista a Vanity Fair en la que habla de su vida y de la moda, profesión en la que se consagró como una 'top' para la historia. En ella, relata su experiencia con las drogas y critica a modelos y diseñadores actuales.

Fue en su primera sesión de fotos cuando Linda Evangelista, según confiesa a Vanity Fair, entró en contacto con las drogas. Nos llevaron a una fiesta donde se hicieron 21 rayas de cocaína. Todo el mundo se había metido la suya y quedaba una". Sin embargo, la que fue una de mas maniquíes mejor pagadas de su tiempo, asegura que no fue una aficionada a la vida nocturna.
A los 47 años, se atreve a decir, conocedora de cómo funciona la industria de la moda, que "hoy en día hay diseñadores que no saben ni cómo se coge una aguja" y que "ahora cualquiera puede ser supermodelo". Además, desmitifica los días dorados de su carrera, cuando desfilaba para los grandes nombres de la alta costura y se dejaba ver en las fiestas con Naomi Campbell y Christy Turlington: "Cuando veo aquellas fotos no me reconozco. Literalmente pienso: ¿Quién es esa?".
Madre feliz de un niño cuya paternidad ocultó primero y luego tuvo que luchar (su hijo es hijo de Francois Henri Pinault, actual marido de Salma Hayek), Evangelista habla también en la entrevista de su futuro y de su pasado en una entrevista que seguro dará que hablar.