Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El clan Preysler pide el jet a Enrique para salir adelante

Problema: Isabel y tres de sus cinco hijos debían trabajar en Asturias y estar de vuelta en Madrid en menos de lo que se escancia una sidra. Solución: Enrique no dudó en echar una mano a la familia ante la adversidad.