Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo se visten las famosas para salir del hospital tras dar a luz?

Cuando el próximo evento de tu vida es tener un hijo no importa demasiado la ropa con la que entras al hospital, ya que seguramente sea algo maxi que no te volverás a poner. Distinto es el momento de la salida: la alegría del nacimiento, la expectación social, la vuelta a casa... Todas esas primeras imágenes quedarán para la posteridad y las famosas lo saben bien. La última ha sido Sara Carbonero, que ha elegido un conjunto casual de jeans elásticos y abrigo amplio y negro (además de una mantilla beige para su bebé, Martín). Kate Middleton, sin embargo, cuidó cada detalle, como el vestido azul de lunares inspirado en el que llevó su suegra.

El pequeño iba envuelto en una toquilla beige
Los Duques de Cambridge: Kate se divide entre dos puntos de tensión: ir labrando su propia imagen al margen de Lady Di o integrarla como referente. Parece que la hermana de Pippa ha querido hacer un homenaje claro en la salida del Hospital Saint Mary de Londres evocando el look que la madre de su chico llevó hace más de tres décadas. La prueba máxima de su intención es que está hecho a medida y la diseñadora, Jenny Packham, no prevé sacar más copias a la venta.
Aún no se conoce el nombre del niño

Se trata de un con vestido azul cielo con lunares blancos a la altura de la rodilla, de crepe, un tejido sedoso, fino y muy ligero. A los pocos minutos de la aparición pública, se convirtió en el más buscado en Google. La idea es que no pueda conseguirse.
topos
Marta Ortega y Sergio Álvarez. Pura normalidad: tal como nos tiene acostumbrados, en la salida del hospital de la heredera del imperio Zara, nada indica que no sea una chica como cualquier otra. Vestida muy sencilla con abrigo, pantalón y botines negros, una camiseta holgada blanca y un despreocupado recogido, da una lección de estilo, saber ser y saber estar, la parte fashion la deja para su hijo, abrigado dentro de un saquito forrado de borrego con gorro a juego… ¿de Zara?
horiz-vert
Blanca Cuesta y Borja Thyssen. Estudiada improvisación: cuando una mujer tiene la suerte de recuperar su figura a una velocidad de vértigo, puede enseñar sus piernas con total libertad. Así nos presentó Blanca a su segundo bebé, un vestido amplio (la barriguita necesita su tiempo), e informal, dando una imagen muy alejada del glamour al que nos tiene acostumbrados. Borja aporta su toque casual con chaqueta y pantalón de tejido vaquero. En cuanto al recién nacido, arropado en un saco de plumas de Gucci.
horiz-vert
Carolina Cerezuela y Carlos Moya. Familia de tradiciones: presentación en familia con hermana mayor incluida. Carolina toda de negro, mujer sabia, ha dejado todo el protagonismo a sus dos hijos, que vestidos de manera tradicional acaparan todo el protagonismo de la foto. Carla, de blanco y rosa, lazo de raso incluido y Carlos envuelto en una manta de punto celeste rematada con puntilla blanca, de las que ya sólo hacen las abuelas, transmiten la imagen de una familia clásica.
horiz-vert
Jessica Bueno y Kiko Rivera. De discoteca: el look de Jessica fue pensado y meditado desde casa: chaqueta negra, camisa blanca, pantalón de leopardo y pelo con ondas; él parece menos preparado, aunque quizá sólo en eso radique su mérito porque en cuanto a su ropa, parece la que usa para pinchar. El pequeño estrena botitas celestes y una mantita blanca con pasacinta de raso y puntillas de algodón.
horiz-vert
Paloma Cuevas y Enrique Ponce. Todo intención: el ejemplo de un look estudiado, quizá el exceso de intención de parecer elegante queda demasiado patente: botas de caña y tacón muy altos, vestido negro rematado con piedras, pañuelo de seda al cuello, abrigo beige de punto de canalé y pelo con ondas de plancha. Junto a ella, sus manos pegadas, Enrique Ponce informalmente arreglado sumando a su pantalón vaquero y sus zapatos desgastados un abrigo negro con el cuello levantado.
horiz-vert
Marie y Joaquín de Dinamarca. Absoluto control: muy conjuntados, muy felices, muy normales, muy perfectos. Marie, pantalón vaquero recto, jersey gris de cuello alto y chaqueta azul en tejido chanel, pulcra y sencilla, muy en la línea de su cuñada Mary. Él, chaqueta gris y pantalón azul, los mismos tonos elegidos por su esposa. La hija, envuelta en un mono de plumas de color rosa rosa con capucha, muy femenina.
horiz-vert
Alba Carrillo y Fonsi Nieto. No era todo color de rosa: la imagen de Alba es la de una feliz y joven madre. Su vestidito de flores, la chaqueta rosa chicle y el collar de tortuguitas respiran alegría e inocencia. Fonsi aparece igual de juvenil, de rosa y de feliz, aunque su “mala pata” parece un mal presagio ya más que confirmado. El envoltorio del bebé, algo más que tapado, también era el anuncio de nada menos que una exclusiva.
horiz-vert
Tamara y Daniel Roque. La familia y uno más: blanca, radiante y entaconada, así apareció la cantante Tamara para presentar a su tercer hijo, si, una de las niñas no es más que una amiguita. Su marido, muy juvenil en zapatillas de deporte y con un roto en el pantalón, la besa en la mejilla mientras atiende con su mano a uno de sus hijos en actitud de padre y amantísimo esposo.
horiz-vert
Lorena Bernal y Mikel Arteta. De aquí a la playa: ser madre en pleno verano no es muy cómodo, ni con barriga ni sin barriga, el cuerpo está extraño. Es momento de enseñar el cuerpo y no está en sus mejores horas, pero hay quien se salta las normas a la torera, Lorena Bernal y su marido quisieron presentar a su hijo con un look indiscutiblemente playero, ella con vestidito de algodón y chanclas, él con bermudas y playeras, el pequeño, tapado con una esmerada colchita de crochet blanco.
horiz-vert
Alejandra Osborne y Joaquín Buendía. Repartiendo tareas: uno para cada uno, la mamá posa con el niño, el papá con la niña. Alejandra con amplio vestido y larga chaqueta de punto algo gastada y en tonos apagados, se permite una licencia con las medias caladas, puede ser el presagio del poco tiempo que tendrá en adelante para regalarse cuidados. Su marido, en puro estilo jerezano, con pantalón de pana y chaleco de plumas en tonos tierra y jersey burdeos. Para los niños, saquitos de plumas estampados en tonos vivos, para el nene azul y rosa para la nena.
horiz-vert
Eugenia Osborne y Juan Melgarejo. Yo pasaba por aquí: si no fuera porque lleva a su hijo en brazos, nadie diría que Eugenia acaba de dar a luz. Un pantalón estrecho, un sencillo jersey de cuello a la caja con coderas y el pelo despreocupadamente recogido, la hacen parecer  una visitante en lugar de una madre primeriza. Al padre le delata su actitud, entre encogido y nervioso, como corresponde a un recién estrenado padre. Sólo la primorosa mantita de lana del bebé hace pensar que estaba todo calculado.
horiz-vert
Ana María Aldón y José Ortega Cano. Objetivo tapar: es natural que después de un parto el cuerpo no esté en plena forma, Ana María trata de afinar su figura con botines de tacón y vestida entera de negro, además utiliza un pañuelo estampado de leopardo y la manta de su recién nacido hijo para tapar su cuerpo. Ortega Cano muy juvenil en vaqueros y cazadora aunque con corbata, mira con extrañeza a cámara, no sabemos qué le asombra más, las cámaras o su propia paternidad.
horiz-vert
Alejandra Prat y Juan Manuel Alcaraz. Talla mínima: cuando has pasado varios meses enfundada en ropa amplia, muchas madres desean secretamente subir la cremallera de un pantalón, atarse un cinturón o volver a las minifaldas. Alejandra Prat no tardó un segundo en cumplir este último deseo apareciendo junto a su marido, parecidos como dos gotas de agua, con un vestido blanco, estrecho y corto para presentar a su hijo que va envuelto en una sencilla mantita de lana.