Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así son las chicas del FC Barcelona femenino

Medio mundo vibrará este fin de semana con el clásico Madrid – Barcelona, pero porque no pueden volverse locos con este cruce en fútbol femenino. Los blancos no tienen equipo de chicas, al contario que el Barça, que posee varias categorías con un grupo humano que compagina deporte y estudios, o trabajo, que se adoran entre ellas y reclaman visibilidad.

Hace unos días tres jugadoras del FC Barcelona femenino fueron entrevistadas en La Ventana de la Cadena Ser. Revelaron que Messi y otros jugadores del primer equipo masculino, cuando se las cruzan, les confiesan que sí que siguen a su equipo. Si lo hacen ellos ¿por qué no podría hacerlo más gente? Las chicas del Barça están en la elite y lamentan que sus hazañas no tienen la misma repercusión. Como dice la delantera Olga García Pérez, sería ideal que el Real Madrid tuviera un equipo femenino para que la primera división en la que juegan ellas creciera, pero hasta ahora, pese a que Florentino Pérez lo prometió, no ha sucedido.
Tienen que compaginar trabajos y estudios, también la familia, con el deporte. Algo muy duro porque después de los entrenamientos están agotadas. Aunque eso no las impide brillar, profesional y personalmente. Repasemos cómo son y conozcámoslas mejor:
chicas

La portero es Laura Ràfols Parellada. Musicalmente, está loca por Chipper, un triunfito de la vieja escuela. En el último concierto que vio de él dijo que consiguió ponerle la piel de gallina mientras cantaba. También le gusta cocinar y está enamorada de la región del Penedés. Es muy supersticiosa, al empezar un partido entra siempre con el pie derecho en el campo y en el área, luego toca el punto de penalti y el larguero. Todo un ritual. Pero es que entiende el fútbol como algo casi religioso. Le ha aportado tanto en la vida. “Amistades, sonrisas, lágrimas… y muchísimas cosas más”, dijo en un encuentro digital del diario Sport. También lo del fútbol para ella fue algo vocacional.
chicas

Dice que nació con el balón, con los guantes. Desde que tenía 3 ó 4 años ya peloteaba. “No me regalaron muñecas, yo quería un balón”. En sus años de colegio se vio “rara” cuando quería jugar al fútbol, pero no le importaba, precisamente porque eso era lo que quería. Ahora estudia fisioterapia y ante las declaraciones machistas de Patxi Izco, presidente de Osasuna, de que el fútbol femenino es antiestético, contestó en La Ventana que no puede ser más falso: “Si te gusta ponerte tacones  falda, te los pones aunque juegues al fútbol, y si no, pues no”.
chicas

Otra portera es Esther Sullastres. Fan de Michael Jackson, le considera “eterno”En la defensa tenemos a Virginia Torrecilla. Mallorquina, alucina –como cualquier persona en su sano juicio- con las playas de sus islas. Le gusta dibujar, por ejemplo al Rey León, su película favorita. Y tiene un autógrafo de Bustamante guardado como oro en paño.  En esa misma línea está también la capitana, Ani Escribano. Es la que manda en el vestuario por una razón sencilla: derrocha energía en cada cosa que hace. No hay más que ver los tuits que envía para animar a sus compañeras. Las llama princesitas, les canta y dice que imaginen que las arropa a todas por orden antes de irse a dormir y les da un besito en la frente.
Es habitual leerle motivar a sus chicas con frases como “juntas haremos algo grande” y todo tipo de interjecciones, ahí van algunas  “tutururuturutu”, “tongtongtong!!(Ruido kn una cazuela)” o “bonn diaaaa!!!! Sii k llega k llega tsstss k llega k llega tsstss,iuhuuuuu”. En cuanto a compaginar el fútbol con el la familia y el trabajo, dice que por suerte lo ha logrado. Pero tuvo que renunciar a la selección por cuestiones laborales. Su chico del Barça masculino favorito, Carles Puyol porque “lo da todo por sus compañeros”. Cierra la defensa Laura Gómez. Es diseñadora y webmaster.
chicas
En el centro del campo, Gemma Gili Giner, matriculada en Arquitectura en la UPC. Las declaraciones de Izco le parecieron “indignantes en pleno siglo XXI”. Empezó a jugar con 4 años y considera que Guardiola es “el mejor” y “mucho más que un entrenador”. A su lado está Vicky Losada. Dice que no se siente “eclipsada por el Barça masculino”. Se identifica con Xavi sobre el terreno de juego y considera a Messi algo “fuera de lo normal”. También en su línea juega Alexia Putellas Segura, que estudia Administración y dirección de empresas. Y también, Alba Aznar, que se le ponen los pelos de punta con el nuevo programa de Telecinco “La Voz”, y Titanic en 3D le pareció preciosa.
Mención especial merece Sonia Bermúdez Escribano. Es llamada la “Messi del fútbol femenino”. Considera que es un gran halago porque los dos son zurdos y juegan en la misma posición, en el mismo equipo y con el mismo número, pero “no soy él, jaja”, ríe. Nació también con un balón en la mano desde que tenía dos años. Tuvo que sacrificar muchas cosas para llegar donde está, reconoce, pero “vale la pena”. Ha montado un equipo femenino en Vallecas, donde jugó muchos años, y montó un campus para enseñar fútbol a chicas que, según dice, “funcionó muy bien”.
chicas

Carolina Ferrez es delantera. Una muestra de lo que cuesta salir adelante en los estudios  y en el fútbol la da con un tuit en el que se queja de que, mientas todo el mundo está de sábado “con el solecito”, ella tiene que hacer trabajos. Olga García Pérez, también atacante, es fanática del Pro y estudia Sociología. Su perra se llama Gora, un bulldog francés de los que están tan de moda. Marta Corredera tiene unas espinilleras tuneadas que merece la pena echarles un vistazo. Estudia enfermería y es fanática de Michael Bublé.
Por último, llegada de México, Vaitiare Kenti Robles Salas. Es muy competitiva y no le gusta perder, pero luego tiene un lado muy humano. Quiere ejercer en la educación especial, por eso estudia Pedagogía en la Universidad de Barcelona. Le gustan mucho los niños, desde pequeña siente amor por ellos. De Barcelona se queda con la comida y el trato de la gente, playas prefiere las de su país.
Estudianes, deportistas y cariñosas. Igualicas que ellos.