Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las joyas de 'la Corinna'

1divinity.es

La hemos visto con pendientes de perlas de talla grande, un diseño de tres óvalos de brillantes, otros maxi en rosa y unos potentes aros. Parece que el gusto de Corinna zu Sayn-Wittgenstein por las joyas tiende al tamaño supreme. Al menos hasta ahora, cuando ha querido resaltar en el reportaje de '¡Hola!' del que todo el mundo habla una pulsera de diamantes a juego con unos pequeños pendientes. Pequeños al menos en dimensiones, que no en precio: el conjunto podría superar los tres millones de euros. Tenemos todos los datos del joyero de Corinna.

Las características gemológicas de la pulsera que Corinna zu Sayn-Wittgenstein se ha ido cambiando de brazo para que quede en primer plano en todas las fotos de la revista '¡Hola!' son, cuanto menos, epatantes: el origen de las gemas es de Amberes, el diseño es francés, su estilo es vintage (podría ser de hace unos treinta años), la talla de las gemas se denomina 'esmeralda' y cuenta con unos diecisiete diamantes. Todo alcanza un valor de unos 3 millones de euros, corroborado por el experto en diamantes Vicente Martín. Los pendientes podrían rondar los 250.000 euros.
Según ha podido saber Divinity, estos datos coinciden con el análisis de otros expertos de la prestigiosa joyería Suárez. Se han encontrado además paralelismos con el diseño de un conocido brazalete de la reina Victoria Eugenia, aunque el precio del de la monarca es significativamente menor al tratarse de aguamarinas.
Repasamos el resto de los pequeños-grandes tesoros de Corinna. No en vano, uno de sus mejores amigos es el joyero británico Patrick Mavros, que recientemente pidió a varias publicaciones internacionales que retirasen una imagen en la que posaba junto a ella y el Rey Juan Carlos.
joyas5

Las perlas XXL del 2000
Estas perlas lució la princesa durante un almuerzo en Londres. Corría el año 2000 y se codeaba con la alta sociedad británica y alemana al casarse, ese mismo año, con el príncipe germano Casimir zu Sayn-Wittgenstein, de quien se divorció en 2005 y con quien tiene un hijo de diez años.
joysa4
Collar y pendientes en piedras blancas y negras
La princesa acudió con un vestido rojo y un collar de piedras blancas y negras a juego con los pendientes, también en tamaño maxi, a la gala de los premios Larreus de 2004, que reconocen los logros de deportistas de élite. Allí posó con su amiga Alexanddra Spencer.
joyas6
El color rosa de los pendientes largos
En 2006 acudió de nuevo a la gala de los premios Laureus y coincidió con los Duques de Palma y con el Rey. Allí se tomó la famosa foto en la que ambos salen saludándose con dos besos.
joyas5
Pendientes de tres óvalos de brillantes
También la gala de los premios de deporte Laureus se vio a Corinna con unos pendientes de amplias dimensiones. Tres óvalos de brillantes que le ocupaban todo el lóbulo y caían hacia un elegante vestido verde.
joya2
Aros maxi
"Era un viaje de familia y amigos. El empresario sirio Mohamed Eyad Kayali, un hombre muy generoso, nos invitó a todos, incluido el Rey", revelaba Philip Adkins, primer marido de Corinna, a la revista Vanity Fair, cuya portada titulaba como 'La misteriosa amiga del Rey'. Abriendo, una imagen de ella con grandes pendientes de aro.
joyas3
El reloj 'Always yours'
Además, según ha asegurado la periodista Paloma Barrientos en el programa televisivo 'AR', el reloj plateado que luce en la portada del periódico 'El mundo' fue un regalo del Rey en 2006 y está grabado por la parte posterior con el lema 'Always yours'.
1