Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beatriz Matallana: cómo ser la peluquera de la Fashion Week y no morir en el intento

Profesionalidad, arte y trabajo, mucho trabajo. Estos son los platos fuertes del menú de Beatriz durante la FWM, la mujer del pelo fucsia. A las ocho de la mañana, su equipo empieza a recibir a las primeras modelos. Hoy el desfile que abre el día es doble: Sara Coleman y Moisés Nieto, lo que significa que a los pocos minutos de que finalice uno, debería empezar el siguiente.

Cuando los dos tienen el mismo casting de modelos, pero sus looks no tienen nada que ver, el trabajo de Matallana se complica. “Tenemos que dejar un peinado por debajo del otro para que luego, con un solo gesto, podamos conseguir un nuevo look”, dice la peluquera. A priori parece imposible, pero lo consigue.

Divinity ha conseguido meterse en la piel de la directora de peluquería de la Fashion Week durante unas horas y respirar la tensión a la que está sometido ella y su equipo. Al final, aplausos y vuelta a empezar de nuevo para el siguiente desfile. Entonces es cuando entendemos que la extremada concentración que mantiene Beatriz en todo momento está justificada. 

-MÁS VÍDEOS EXCLUSIVOS 'LIVING': LA MAQUILLADORA, LA JEFA DE CASTINGS...

-TODAS LAS FOTOS DE LA FWM