Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubielos de Mora y Lastres, ¡finalistas al pueblo más bello y bueno de España!

finalistas hddivinity.es

Vuelve a votar hasta el 11 de diciembre por tu pueblo bello y bueno que será escenario de una iluminación muy especial junto a Ferrero Rocher estas Navidades.

¡Enhorabuena a Lastres y Rubielos de Mora! Las votaciones comienzan de cero con nuestros dos pueblos bellos y buenos finalistas. Rubielos de Mora y Lastres son bellos por la belleza de sus paisajes y el encanto de sus calles pero además muy buenos, sus vecinos llevan años demostrando lo importante que es pensar en los demás. Son localidades con una gastronomía muy especial, que además han sabido mantener el sabor de la tradición.

Rubielos de Mora, un remanso de paz y solidaridad en la Sierra de Teruel
Las calles de Rubielos de Mora son como un libro cargado de historia. Aquí es muy fácil seguir el rastro de un pasado rico que perdura hasta ahora. Rubielos sorprende al paseante con casonas y palacios en los que el barroco y el neoclásico compiten en belleza. En cada fachada, orgullosos, se pueden ver los escudos nobiliarios de condes y marqueses. En estas calles es muy fácil comprender por qué a Rubielos la llaman la Corte de la Sierra. Pero detrás de los edificios hay mucho más, patios de una increíble belleza, como el de la Casa de los Condes de Creixell. Mención aparte merece la Casa Consistorial, una joya del renacimiento, que ha sido lonja, escuela e incluso, cine.
La 'Asociación de Mujeres Iris': sabiduría transformada en solidaridad
Se vuelvan con todo aquel que necesite ayuda en el pueblo. Las mujeres de esta asociación trabajan por amor al arte: cosen trajes, organizan exposiciones, mercadillos o cocinan platos típicos de la zona. Estas mujeres sacan partido a su sabiduría y experiencia, transformándola en solidaridad año tras año.
Solidaridad e imaginación, una mezcla perfecta en la Biblioteca de Rubielos
Descubrimos el baúl solidario de la biblioteca. Esta iniciativa se basa en que si te retrasas en la devolución de los libros prestados, la biblioteca te canjea la multa por alimentos no perecederos para el Banco de Alimentos de Teruel. Una iniciativa que ha conseguido que los niños colaboren.
Lastres, un pueblo en el que se mezclan belleza, gastronomía y solidaridad
Lastres es un precioso pueblo asturiano colgado sobre el mar. Tiene un bello y conservado patrimonio en su conjunto histórico con palacios blasonados, casonas de piedra y barrios de pescadores. Pero además de bello, Lastres destaca por su buena gastronomía que se basa en los productos del mar y por la bondad de sus vecinos ya que cuenta con multitud de asociaciones. Una de ellas se encarga de repartir el pescado obtenido para las familias más necesitadas de la comarca.
El trabajo artesanal de las rederas de Lastres
Las rederas parece que llevan siglos dedicadas a perfeccionar su trabajo. El esmero con el que tejen las redes es increíble. Es un trabajo artesanal y tienen que dedicarle mucho tiempo. Todos los días que hay redes rotas tienen que trabajar, sea el día que sea. En esta ocasión están tejiendo una única red de más de 400 metros de longitud.
Quinita, vecina de Lastres, prepara para Ana García-Siñeriz multitud de platos de la mar
Recorrer Lastres desde el mar es subir una cuesta sin fin. A un lado se encuentran las casas marineras, las cuestas empedradas y los rincones se convierten en escaleras. Lastres es un pueblo empinado, pero bello. Pero lo más bello de Lastres puede encontrarse dentro de sus puertas. En una de las casas conocemos a Quinita, ama de casa y vecina de toda la vida del pueblo que deleita a Ana García-Siñeriz con multitud de platos del mar.