Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quinita, vecina de Lastres, prepara para Ana multitud de platos de la mar

Recorrer Lastres desde el mar es subir una cuesta sin fin. A un lado se encuentran las casas marineras, las cuestas empedradas y los rincones se convierten en escaleras. Lastres es un pueblo empinado, pero bello. Pero lo más bello de Lastres puede encontrarse dentro de sus puertas. En una de las casas conocemos a Quinita, ama de casa y vecina de toda la vida del pueblo que deleita a Ana García-Siñeriz con multitud de platos del mar.