Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carbonero : "A veces estoy encima, como cualquier mamá, Martín es bastante brutote"

Sara Carbonerodivinity.es

Sara Carbonero ha vuelto a la capital por unas horas. Ha sido para moderar un debate entre expertos del sector infantil y 'bloggers', y allí ha hablado sobre sus claves para conectar con los niños: "La empatía" es fundamental. La periodista ha aprovechado su visita para explicar su visión de la maternidad y para contar cómo fue su experiencia en la cena de gala con los Reyes: "Era todo como de cuento". También ha confesado sus planes para estas navidades, incluyendo el regalo que le gustaría, "por si acaso". 

¿Has aprendido algo nuevo con el debate?
Los niños tienen que conocer sus emociones porque les va a marcar para toda la vida. Manejarlas es muy importante.
¿Cuáles son las claves para conectar con los más peques?
La empatía, para meternos en la mente de los niños. Ellos no razonan con el 'porque sí' o 'porque yo lo digo'. Educar a un niño es una responsabilidad muy importante y cuesta, hay que implicarse.
¿Cuáles son las claves para conectar con Sara Carbonero?
El sentido del humor, que aunque parezca que no, lo tengo y tengo mucho. Se puede empatizar fácil conmigo.
Has hablado de negociación, ¿negocias con tu hijo de tres años?
No es negociación, es un poco un 'toma y daca', no a modo de premios ni cosas materiales, sino de tiempo y afecto. A esta edad creo que es un reto desafiarte. Decirles que no y que ellos te digan que sí es la salsa de su vida.
¿Es mejor estar encima o dejarles su espacio?
Hay que dejarles espacio, crear, que se expresen, se equivoquen... No condicionar diciendo lo que está bien y lo que está mal, lo que es bonito o feo. A veces también estoy muy encima, como cualquier mamá. Me preocupan algunas cosas, sobre todo su integridad física, porque Martin es bastante brutote. En el resto de cosas hay que dejarles que ensucien, que destrocen... Hay que dejarle ser niños.
¿Con el segundo niño te has relajado un poco?
En muchas cosas estoy más tranquila, como con los famosos virus. Ya no me llevo las manos a la cabeza tan pronto. Cada niño es diferente y cada etapa también. Ahora estoy más tranquila en general que hace tres años cuando nació Martin. Lo llevo más calmada.
¿Qué te ha enseñado la maternidad?
Me ha dado infinitas cosas. Te ayuda a conocerte mejor a ti misma, hay cosas que no sabía que tenía, como la paciencia infinita. Es una manera de querer que no se compara con nada. Puedes querer mucho a tu pareja, a tus padres, a tus amigos… pero el amor por un hijo es otra cosa. También me ha ayudado con la organización, he aprendido a no frustrarme si los planes no salen según lo previsto.
¿Cómo fue la cena con los Reyes? ¿Te imponía su presencia?
Todo era muy emocionante para nosotros. Fue un honor que nos invitaran a ese tipo de acto, era todo como de cuento. Había más invitados españoles en la mesa y está bien poder hablar con gente de tu país estando lejos.
Estabas espectacular, ¿por qué elegiste un vestido de Vicky Martin Berrocal?
Me apetecía un diseño español para un escenario que era importante para todos. Había intentado que ella me vistiera en otras ocasiones, pero no había coincidido. Yo la sigo mucho, me encanta y surgió. Le pregunté por Whatsapp y en tiempo récord le pasé las medidas y me mandó el vestido. El mérito es para ella y todo su equipo.
Fuiste la reina de la noche…
El vestido ha gustado y me alegro, pero tampoco es lo más importante. Para mí lo era la experiencia, esa foto con los Reyes es para toda la vida. Son dos personas que admiramos muchísimo y su trato siempre ha sido fenomenal.
Los conquistaste a todos…
Me alegro que alguna vez sea la cosa así (risas).
¿En Portugal te conocen por la calle?
Allí nos han recibido muy bien. Tienen mucha pasión por el equipo y, lógicamente, a todos los que estamos ahí nos conocen. Pero siempre bien, no piden fotos… Nos sentimos muy bien tratados.
¿Qué plan tienes para las navidades?
Como siempre, vendremos a España, no sé la fecha todavía. Me encantaría tener la respuesta para poder organizarme. Estaremos entre los pueblos y con la familia. Es el primer año que Martín realmente es consciente y empieza a ilusionarse, y todos lo hacemos a través de sus ojos.
¿Qué regalo te gustaría para navidad?
Un viaje chulo, una escapada en familia... Ahí lo dejo, por si acaso.
Sara Carbonero

Ver más de: