Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mónica Cruz: “Para quedarme embarazada, he recurrido a la inseminación artificial”

1divinity.es

La hermana de Penélope Cruz sorprendió hace apenas un mes apareciendo en un acto público con barriguita de, al menos, doce semanas. Las elucubraciones sobre quién podría ser el padre surgieron inmediatamente, sobre todo después de que su relación con el también actor Álex González había terminado. Ahora ella misma ha querido responder a todas las incógnitas en su blog, confesando que ha recurrido "a la inseminación artificial": "Voy a ser mamá!!! He logrado cumplir el sueño de mi vida".

La maternidad era para Mónica algo muy importante. Un hito vital al que no estaba dispuesta a renunciar ya que, como ha explicado: "¡Me habría convertido en la mujer más infeliz del mundo!" De ahí que haya querido dar las gracias en su escrito "a todos esos anónimos que ayudan a muchas mujeres a cumplir, como yo, el sueño de sus vidas".  
Las razones por las que ha considerado que justo este era el momento también las expone: "Es muy arriesgado esperar y esperar pensando que en el futuro serás madre sin problemas. Yo siempre lo he tenido claro: no me iba a arriesgar a esperar a que apareciera el compañero adecuado para cumplir mi sueño y que, cuando éste llegara, a mí se me hubiera hecho tarde".
"Con esto no quiero insinuar de ninguna manera que nos adelantemos a tener hijos o que lo hagamos a lo loco. Creo que esa es la decisión de la que más segura tiene que estar una mujer en toda su vida, se haga como se haga. Una mujer de 40 años es muy joven y se siente muy joven pero lo de la maternidad va por otro lado, se mide con otro reloj que por desgracia no podemos controlar", ha añadido.
2

La actriz ha querido ser clara y tirar de naturalidad para comentar todas las cuestiones de su "bombo". Segura, con sentido del humor y con sensatez, la tía de Leo Bardem no se ha cortado al comentar que está "alucinando cada día con los cambios de mi cuerpo”,  “el laberinto hormonal con el que intento aprender a convivir" y hasta el conflicto con el nuevo pecho: "Mejor dicho y hablando claro, ese par de tetas que aumentan por horas, que no las reconoces como tuyas y que son bastante difíciles de manejar".
Desde el primer momento, Mónica ha intentado no alimentar el morbo sobre los posibles padres. Por eso en los primeros meses vivió un "momento nido", es decir, decidió no salir demasiado de casa. Luego, las cosas cambiaron: "Según pasaban los días, me iba dando cuenta de que no me sentía bien conmigo misma, que estaba haciendo de esto, inconscientemente, un tema tabú, algo que, al tiempo, provocaba más polémica y no me hacía sentir bien".