Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noelia López: "Pensaba que por estas fechas estaría gordísima y que no podría trabajar"

Noelia Lópezdivinity.es

Noelia López siempre ha sido muy reservada con su intimidad, conocimos su posible embarazo a través de Kiko Matamoros y poco después ella lo confirmó en sus redes. Su sonrisa parecía indicar que todo iba fenomenal, pero no es oro todo lo que reluce, ha sido duro para ella por el malestar del primestre: "Náuseas, pérdida de peso, mareos, cansancio... Horroroso"; también ha contado por qué tardó tiempo en confirmarlo: "Al principio se tienen muchos miedos, no se sabe si todo va a ir bien, quieres estar muy segura antes de confirmarlo". Ahora, ya está perfecta, ilusionada, y aunque no sabe si será niño o niña, ha contado su preferencia. La modelo se sinceró ante los medios en 'The Petite Fashion Week', un evento solidario para los niños con Síndrome de Down, en el que coincidió, entre otros vips, con Alba Carrillo.

Noelia ha confesado que siempre le han gustado los niños. “Mama a los 30, esta genial ¿no?. Yo siempre he tenido muchas ganas de ser madre y ha venido en un buen momento. Ha venido un poco rápido, pero muy deseado, muchísimo”. 
La noticia de su embarazo saltaba de la mano de 'Sálvame', adelantándose a su foto de confirmación. "Me dijeron que lo había dicho Kiko y yo sé que ese es su trabajo, pero lo dijo antes de lo que a mí me hubiera gustado que se supiera, sobre todo por los miedos que se tienen al principio, porque es todo novedoso, cada sentimiento, cada cambio que se vive. No se sabe si todo va a ir bien y quieres estar muy segura antes de confirmarlo”.
También ha confesado que los primeros días fueron complicados. “El segundo trimestre muy bien, pero las primeras semanas han sido muy duras. Náuseas, pérdida de peso, mareos, cansancio... ha sido horroroso. Pero desde la semana 14 todo mejor". 
Durante esta etapa se define como una "montaña rusa" de emociones. “Tengo mis momentos, ahora que mimen, ahora yo puedo sola... Antojos no, pero sí asco a cosas que me gustan mucho normalmente. Siempre he desayunado aguacate, que me encanta, y ahora no puedo ni verlo, ni olerlo”. 
Aunque está de cinco meses, el sexo del bebé, todavía es una pregunta sin resolver. “Estaba de culete en la última eco, pero el lunes si se deja ver ya me confirman. Yo tengo preferencia por niña, pero a ver qué pasa”. En cuanto a los posibles nombres para el retoño la pareja no coincide. “El padre y yo no nos ponemos de acuerdo, los nombres que le gustan a él a mí no y viceversa”.
Si en algo está tranquila, es en el aspecto laboral. "El ritmo de trabajo no ha cambiado para nada, al contrario, este mes estoy a tope. Siempre se puede compaginar, se pueden abrir nuevos campos. Yo pensaba que por esta fecha estaría gordísima y que no podría trabajar, y la verdad es que llevo un ritmo muy bueno”.
Además, como mamá primeriza, escucha atentamente las recomendaciones de su entorno. “Me estoy dejando aconsejar y cada día me informan de algo nuevo”.
Ver más de: