Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Kardashian y Kanye West: el tercero viene en camino por gestación subrogada

Kim Kardashian y Kanye WestInstagram.com/kimkardashian

Kim Kardashian y Kanye quieren ser padres por tercera vez. Un año y medio después de traer al mundo a su segundo retoño (Saint) aumentan la familia, pero no será ella quien se quede embarazada. Recurrirán a la gestación subrogada para no poner en peligro la salud de la empresaria, que padece de placenta accreta, un excesiva adherencia de la misma a la pared uterina que ya le causó problemas en sus anteriores embarazos. Según TMZ, van a pagar 45.000 dólares para conseguirlo.

Lo harán a través de una agencia especializada y en diez mensualidades, de 4.500 dólares cada una. Pero hay más condiciones en el contrato:
· Si el embarazo es múltiple: 5.000 dólares más por cada bebé.
· Si la mujer que llevará a su hijo ve perjudicados sus órgano reproductivos: 4.000 dólares.
· En caso de que el niño padezca alguna anomalía o enfermedad congénita, Kim y Kanye asumen la responsabilidad.
· En concepto de depósito ya han adelantado 68.850 dólares.
La gestante también ha firmado su parte de compromiso:
· No fumar, beber o drogarse.
· Restringir su actividad sexual durante las tres semanas siguientes a la implantación del embrión y durante las tres semanas siguientes al embarazo.
· No consumir pescado crudo.
· No tocar arena de gato, por riesgo de toxoplasmosis.
· No teñirse el pelo.
· No consumir más de una bebida con cafeína al día.
· No ir a jacuzzis o saunas.
Tras un año complicado, en el que el rapero ha estado ingresado por problemas mentales y Kim ha pasado el mayor susto de su vida con el robo con atraco del que fue víctima en París, la familia intenta recuperar la normalidad. Ella está de vuelta en sus redes, él ha desaparecido borrando las suyas y ambos están volcados en sus pequeños North (4) y Saint West (1).

Ver más de: