Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanco, azul PP y blanco: las tres dimisiones de Esperanza, en clave de color

aguirreGtres

Nada ha conseguido 'salpicar' a Esperanza hasta el momento. Y ella lo reivindica. Da igual que una veintena de sus altos cargos y sus dos ex hombres de confianza anden metidos en juicios (o cárceles). Aguirre se mantiene impoluta, como el traje blanco (roto) de chaqueta que ha elegido esta tarde para dimitir como concejal de Madrid. También llevaba unos pendientes de piedra transparente, bien visibles. Los símbolos funcionan en el mundo de la comunicación y la política, y esta elección de colores y texturas no parece casual, como tampoco lo fueron en sus dos anteriores dimisiones. Claro que, a veces, los básicos traicionan: de cintura para abajo, oculto tras el atril, podía verse un pantalón oscuro. 

Breve, concisa, sin opción a preguntas. Aguirre ha sido rápida, mucho, en la comparecencia ante los medios de este lunes. Quizás no ha querido correr el riesgo de volver a emocionarse del todo (aunque se le han visto ojos húmedos), como sucedió hace unos días al hablar la detención de Ignacio González, su ex mano derecha y sucesor.
aguirre
Con americana, camisa blanca y pendientes redondeados con una piedra transparente, la ya ex portavoz del PP en el Ayuntamiento madrileño solo ha dicho: "Tengo como norma de conducta no eludir mis responsabilidades. Por eso dimito. Me siento engañada y traicionada por Ignacio González. No vigilé lo que debía". Y ha salido con rapidez de la sala sin dar opción a preguntas.
aguirre
Segunda dimisión: el azul somos todos
La anterior vez que Esperanza dimitió fue en febrero de 2016, cuando dejó la presidencia del partido en Madrid. Para entonces, su anterior hombre de confianza, Francisco Granados, llevaba un año en la cárcel por la 'Púnica'. Fue en la sede de los populares, con bien de color azul corporativo por todas partes, y eligió, quién sabe si como pulso sutil o como indirecta, también ese color para el pañuelo que llevaba al cuello. "La corrupción nos está matando", dijo. "No es momento de personalismos, sino de sacrificios", añadió. "He hablado con Mariano Rajoy y lo comprende", aseguró.
aguirre
Primera dimisión: de blanco y con reloj español 
La primera de las tres veces que dimitió fue en septiembre de 2012, cuando dejó la presidencia de la Comunidad, su puesto como diputada en el Parlamento autonómico… aunque no la política. Alegó motivos personales y problemas de salud: meses antes le habían detectado un tumor en el pecho. "Esto no tiene vuelta atrás, es cruzar el rubicón", dejó claro la 'lideresa' entre lágrimas y fallándole la voz.
Para aquel primer momento de intensa emoción también eligió el color blanco. Un vestido ceñido de tirantes, con dos colgantes redondos de plata (¿dos monedas?), pendientes redondeados y, como complemento estrella, un reloj con la bandera de España, bien visible por el contraste.
aguirre 2