Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denim sí, claro… ¿pero con qué? Así se combina el vaquero

denimdivinity.es

Las mujeres que adoran los vaqueros saben que en ellos tienen un aliado perfecto del día a la noche. Este año dale también una oportunidad a las faldas y los vestidos: bien combinados resultan perfectos para un día de trabajo. En tus estilismos elige una sola prenda en tejido ‘denim’ y si optas por el ‘total look’ tejano, súbete a unos buenos tacones, resultarás mucho más femenina.

El pantalón
Lo habitual es relacionar el vaquero con el pantalón y si eres de llevar pantalón vaquero como Sarah Jessica Parker, este año te debes apuntar al peto. La prenda icónica de los 90 volvió en primavera con tanta fuerza que pocas son las que se han resistido a sus encantos. Para las partidarias del ‘peto no gracias’ el vaquero pitillo sigue siendo su gran aliado, bastan una camiseta y una chaqueta joya como las de Rosie Huntington-Whiteley para andar perfectas por la vida.
denim
El bolso
Pero el tejido ‘denim’ va mucho más allá del vaquero y hasta Chanel ha sucumbido al reto de usarlo para hacer bolsos. Rihanna se atreve con esta pieza integrándolo en un ‘look’ aparentemente espontáneo con ‘jeans’ y camiseta blanca en el que solo destaca el cuello-collar dorado. También Jessica Biel apuesta por este accesorio vaquero que combina con un estilismo ‘casual’ pero muy femenino de falda tubo, top y sandalias de cuña.
denim
La camisa
El gran secreto de la camisa vaquera es saber mezclarla con ropa de tejidos diferentes. Puedes integrarla fácilmente en tu ‘look’ de diario como sustituta de una camiseta como la lleva Olivia Palermo. También la puedes utilizar abierta sobre vestidos o faldas, en lugar de una chaqueta, para conseguir un estilismo informal como el de Fearne Cotton. 
denim
La falda
Es tan todoterreno en el armario de cualquier mujer como un ‘jean’, aunque no haya conseguido la misma fama.  En su versión lápiz y combinada con camisa blanca, como la lleva Poppy Delevingne, consigues un perfecto ‘look working girl’. Jessica Alba opta por un estilo más relajado con una de capa para llevar con camiseta. Si te decides a mezclarla con una camisa vaquera procura sumar centímetros a tus tacones o te convertirás en una ‘cowgirl’.
denim
El vestido
Aunque tiene escasa aceptación, bien combinado puede llegar a ser muy femenino. Utiliza los más camiseros con cinturones que hagan destacar tus formas y cuanto más estrechos mejor. Si buscas un estilo tan sorprendente como el de Julia Sarr Jamois, mezcla el ‘denim’ con cuero, piel e incluso con vinilo de colores intensos, son capaces de modernizar cualquier ‘outfit’.
denim
Prendas de abrigo
Ningún patrón se resiste al vaquero, hay diseñadores que incluso fabrican gabardinas en ‘denim’. Deben llevar un tratamiento específico para evitar que absorban el agua de la lluvia, porque el tejido vaquero no sólo tarda en secarse sino que duplica su peso cuando se moja. La chaqueta ‘perfecto’ e incluso la blazer han sido reinterpretadas en tejido tejano. Son perfectas para combinar con prendas muy femeninas.
denim
La mini-cazadora
Como su patrón no sobrepasa la cintura es ideal para combinar con faldas de todo tipo. Tiene el tamaño idóneo para llevarla con minis, igual que Cameron Díaz, pero es igualmente combinable con faldas tubo o de vuelo e incluso con vestidos largos, como Miranda Kerr. Para que resulte actual procura no mezclarla con otros tejidos vaqueros, evitarás un estilismo demasiado 70’s.
denim
La cazadora XL
Sobrepasa la cintura y en ocasiones hasta la cadera. Resulta muy femenina combinada con prendas cortas, pero no tanto si la llevas con falda larga porque tu cuerpo quedará enterrado entre metros de tela. Por una cuestión de equilibrio entre volúmenes, en su lugar usa pantalón pitillo y tacones de vértigo que estilicen tus piernas.