Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

10 tuneos modernos de las alpargatas de toda la vida

alpargatasdivinity.es

La clásica alpargata de loneta ha experimentado una evolución de vértigo. Los nuevos materiales en que se confecciona van de la piel de potro de Céline al encaje de Valentino. Alessandra Ambrosio se apunta a las planas de piel bicolor de Chanel. Sara Carbonero las usa de tiras con cierre de cremallera y plataformas de cuña. Diseñadores como Saint Laurent incluso las convierten en sandalias de tacón. La alpargata se reinventa sin dejar de ser ella misma.

Nuevos tejidos: las de piel
Nada hay más atractivo para una firma de lujo que convertir una prenda de uso masivo en un artículo de altísima calidad sólo apto para unos pocos. Eso debió pensar la casa Chanel cuando decidió sustituir la lona de las alpargatas por la piel. Añadiendo que se fabrican a mano y que las firma una de las casas de más prestigio de la moda francesa, Chanel, el precio se ha ido disparando cada verano.
Salieron al mercado hace un par de años por 300 euros y el pasado verano, que se convirtieron en ‘hit’, su precio rondaba los 400 euros. Fans incondicionales de las Chanel de piel son Alessandra Ambrossio, que no se quitó las alpargatas bicolor en beige con puntera negra y Kendrall Jener, que mezcló todos sus ‘look’ de día con las de piel negras.
alpargatas
También causan furor las fabricadas con piel y pelo de potro de la firma Céline. Este año se han reeditado en dos colores: naranja y negro, pues las estampadas en leopardo (las más buscadas en 2013) fueron masivamente clonadas, como casi todas las colecciones que diseña Phoebe Philo, la directora creativa de la firma.
Algunas de las ‘vips’ que se han rendido a las alpargatas de piel de potro son Ashley Olsen, para componer sus habituales ‘total black look’, o Cameron Díaz que se ha paseado de día por todo Nueva York con las de estampado de leopardo.
alpargatas
Otros diseñadores como Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli, los directores creativos de Valentino, han optado por la versión más romántica de las alpargatas, utilizando tejido de encaje. Ellos proponen este calzado incluso para una boda campestre en la que, desde luego, no desentonarían.
Para combinarlas es mejor elegir lo contrario de lo que hace la actriz Rachael Taylor, es decir optar por ropa de colores lisos, buscar estilismos sobrios y evitar recargarlas con muchos estampados o más encajes en tu indumentaria.
alpargatas
Con añadidos: apliques, cremalleras y hebillas
En el patrón básico de la alpargata sólo se permitían unas cintas para sujetarlas al tobillo. En la nueva era de este calzado las encontramos plagadas de camelias, de Chanel o en forma de sandalias y con flor adornando el tobillo, las de Jimmy Choo. Está claro que el concepto de la alpargata ha cambiado, ha pasado de ser un objeto funcional en un objeto de deseo.
La blogosfera está llena de tutoriales (DIY) que te enseñan a clonar los modelos más deseados a precios asequibles y teniendo en cuenta que cualquiera de estas alpargatas ronda los 500 euros, puede ser un entretenimiento muy rentable.  
alpargatas
Algunas marcas han reinventado tanto el concepto, que han llenado la calle de alpargatas- sandalias, estas son de Jimmy Choo y hasta abotinadas, las de la foto son de Jeffrey Campbell, en las que cremalleras o hebillas cobran un especial protagonismo.
A ellas se ha apuntado la presentadora Sara Carbonero, que las combina, en un estilismo muy veraniego, con vestido estampado de flores. Son perfectas para el día, pero mejor evitarlas tras la puesta del sol.
alpargatas
La fiebre ‘punk’
Otra vuelta de tuerca ha sido convertir las sandalias en un calzado ‘heavy’ con pinchos y tachuelas traídos de la cultura ‘punk’. Se han atrevido desde Valentino, Prada o Alexander McQueen hasta Zara. Es la consecuencia de la tendencia ‘grunge’ que ha inundado la pasarela en pasadas temporadas.
alpargatas
La ola ‘hipster’
Aunque un ‘hipster’ se caracteriza por su individualidad y por gastar poco dinero en ropa, las grandes marcas (de nuevo Chanel) han intentado imitar su estilo incluso en este mundo de la alpargata. Deshilachadas y desteñidas como si fueran viejas, planas y carentes de adornos, salvo por las dos C que se entrelazan, la intención es buena pero carente de sentido si realmente va dirigida a ese público.
alpargatas
Las ‘disco’
Lentejuelas y tejido ‘glitter’ también han pasado a forman parte del mundo de la alpargata. Los diseños de Tory Burch se centran en un público que adora los brillos deslumbrantes de la legendaria discoteca neoyorquina Studio 54. Para el día tienen un punto muy divertido para combinar con vaqueros y estilismos sencillos. Para la disco olvídalas, no son lo mejor para bailar.
alpargatas
Con plataforma
Los diseñadores, entre ellos Christian Loubloutin, también han pensado en las mujeres que se han acostumbrado a subir unos centímetros de altura por medio de las plataformas. Para Reese Witherspoon, con su 1,56 m. de altura o para Megan Fox con su 1,63 se han convertido en un básico del armario.
alpargatas
Las de tacón
Nadie diría que los ‘pumps’ de la diseñadora Charlotte Olympia tienen su origen en unas  alpargatas. Sus modelos, con nombres tan españoles como Dolores o Carmen, han desfilado hasta por las alfombras rojas de la mano de la actriz Leelee Sobieski o Katy Perry, pero en este caso poco les queda del modelo inicial. Lo mismo ocurre con la sandalia de Saint Laurent, preciosa pero poco tienen que ver con aquella alpargata que usaban quienes trabajaban en el campo.