Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ariana Grande: "No soy un cacho de carne. Nosotras no somos objeto ni premio"

Famososdivinity.es

Ariana Grande ha hablado claro a través de sus redes. "No soy un cacho de carne que un hombre puede utilizar para su propio placer", ha escrito. Dicha afirmación viene acompañada de un momento incomódo que vivió junto a su novio, el cantante Mac Miller. Ambos habían salido a por comida y cuando volvían al coche, un fan del rapero se acercó para decirle que era un gran fan suyo. Hasta aquí todo le pareció bien a la cantante: "Pensé que todo eso era bonito y fascinante hasta que ese chico dijo: 'Ariana es muy sexy, tío. Te veo, ¡te veo tirándotela!'". Grande se sintió "asqueada y cosificada" y no ha querido dejar pasar la ocasión para reflexionar en alto contra el machismo.

"Esto puede no parecer un gran problema para algunos, pero yo me sentí asqueada y cosificada. Estaba ahí cuando él lo dijo. Me sentí dolida en ese momento. Cosas así suceden todo el tiempo y son la clase de momentos que contribuyen a la sensación de miedo e insuficiencia de las mujeres. No soy un cacho de carne que un hombre puede utilizar para su propio placer. Soy una persona adulta en una relación con un hombre que me trata con amor y respeto", escribía indignada.


Una foto publicada por Ariana Grande (@arianagrande) el

"Me rompe el corazón que muchos jóvenes se sientan suficientemente cómodos usando este tipo de frases y cosificando a la mujer con ellas. Sé muy bien que muchas mujeres conocen la sensación de que un hombre hable sobre ellas en público de un modo molesto, o que un hombre se aproveche de ellas en público", continuaba. "Necesitamos hablar de estos momentos abiertamente porque son perjudiciales y viven dentro de nosotras con vergüenza. Necesitamos compartir y alzar la voz cuando algo nos haga sentir incómodas, porque si no lo hacemos, simplemente continuará. Nosotras no somos objetos o premios. Somos reinas".