Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Sabes qué es un 'body positive trainer'? Te ayuda a hacer las paces con tu cuerpo

aizeadivinity.es

Una nueva profesión y una tendencia: querer el cuerpo (por fin) se lleva. El positivismo corporal es un movimientos al que ya se han sumado activistas del cuerpo, modelos, 'celebrities' y ahora también, entrenadores personales expertos en la materia. Hablamos con Aizalea Villarreal, directora de I Feel Good Barcelona, que dejó el mundo de la moda para ayudar a otras mujeres a recociliarse con su imagen.

Cuéntame en pocas frases, como si se lo explicases a mi abuela, qué es lo que haces
Acompaño a las mujeres a hacer las paces con su imagen y su cuerpo para que aprendan a quererse tal como son.
 
¿Por qué dejaste la moda?
 
Lo que en un principio era mi sueño, ser estilista, se terminó convirtiendo en mi crisis existencial: me sentía lejos de mí misma, poco conectada con mis valores y con lo que yo podía ofrecer en ese terreno. Respeto muchísimo a las profesionales que trabajan en moda, es un sector duro y sacrificado, pero ese no es mi lugar. La moda me sigue acompañando y me parece una herramienta valiosa que nos ayuda a expresarnos pero creo que nuestra imagen personal es algo mucho más amplio y ligado a nuestra esencia.
 
¿Qué te aporta esta nueva vertiente que no tenías antes?
 
Para mí el premio gordo son las mujeres fuertes y maravillosas que me estoy encontrando en este camino y lo mucho que puedo aprender de ellas: de mis clientas, de mis colaboradoras, de otras compañeras... Es un regalazo estar rodeada de poder femenino.
 
Un consejo si lo que vemos en el espejo no nos gusta
 
Te pediría que escuches qué es lo que te estás diciendo delante del espejo, que prestes atención a cómo te hablas, a las palabras que utilizas, a tu tono... El primer paso para aceptarte es ser consciente de cómo te tratas.

 ¿Funciona de verdad el repetirnos cada día frases positivas?
Lo que de verdad funcionan son nuestras acciones basadas en pensamientos positivos, por mucho que me repita la misma frase 'happyflower' cada día si no la llevo a cabo de poco me servirá. Estamos muy acostumbradas a vivir todo desde la cabeza (desde lo que pensamos) y poco desde el cuerpo (desde lo que sentimos). Por eso en mis formaciones utilizo el cuerpo como herramienta principal para alcanzar nuestros objetivos.
 
Tres frases que tú te dijiste cuando empezaste con este nuevo enfoque de tu vida/profesión
 
· Cuando tengo la brújula bien direccionada y estoy en mi lugar todo fluye.
 
· Escucharme es necesario para estar conectada conmigo, aunque haya mucho ruido a mi alrededor no me olvido de dedicarme un tiempo diario para mí.
 
· Aceptarme incluye abrazar esa parte de mí que no me gusta y aprender a quererla tanto como lo que sí me gusta.
 
¿Crees que el ensalzar el cuerpo natural es una tendencia ahora mismo?
 
Creo que es una tendencia a medias, en una página nos dicen que queramos nuestro cuerpo y en otro nos cuentan como transformarlo para ser perfectas. ¿A quién creemos?
 
Según tu experiencia con chicas, ¿todas tenemos algo que nos gustaría mejorar?
 
Si te pones a escuchar todo lo que nos decimos las mujeres en la playa, en el probador de una tienda, en el vestuario del gimnasio... ¡Son dardos venenosos hacia nosotras mismas! Realmente somos muy exigentes y la presión social que llevamos encima no nos ayuda en nada, nuestra imagen se ha convertido en una lista interminable de requisitos que tenemos que cumplir para poder sentirnos bien.

 
¿Has ayudado a algún 'paciente' varón? ¿Sus preocupaciones son diferentes o las mismas?
 
Desde I feel Good Bcn solo trabajo con mujeres, aunque es cierto que cada vez existe una mayor presión en torno a la imagen del hombre. Las mujeres llevamos encima una mochila histórica de presión que nos hace vivir la relación con nuestro cuerpo de manera especialmente conflictiva.
 
¿Es más fácil ayudar a otros en este sentido siendo atractiva físicamente?
 
Creo que mi condición física es indiferente a la hora de ayudar a otras mujeres, sí que me encontrado con personas que me han dicho: "¡Qué fácil es dar consejos siendo joven, delgada y mona". Pero lo cierto es que, al igual que las mujeres a las que acompaño, yo también tengo mis inseguridades, mis luces y mis sombras, yo también me tiro pullas. Y es desde ahí, desde la empatía y el respeto hacia el resto de mujeres, desde donde trabajo.
 
Tres cosas que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra ropa
 
· Lo primero de todo es dejarnos sentir a la hora de escoger la ropa. Puede sonar un poco raro, pero la intuición es una parte importante a la hora de disfrutar con lo que nos podemos. ¿Cómo me siento hoy? ¿Qué necesito? ¿Qué prenda me va hacer sentir bien según cómo estoy?
 
· Tenemos que aprender a vestirnos para mostrarnos, en vez de vestirnos para ocultar nuestros defectos. Escondernos detrás de una armadura, ya sea el color negro, la ropa ancha o la devoción por una moda, nos alejará de nosotras mismas y nos hará sentir inseguras.
 
· Divertirnos y disfrutar en el momento de vestirnos es imprescindible. Salirnos de lo rígido para poder jugar con colores, formas, complementos y  estilos.
 
¿Sabemos vestirnos/sacarnos partido en España?
 
Para mí el vestirse bien o mal no existe, sino el ser coherente o no con nosotras mismas, y eso dependerá de cada persona. 
·