Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera cita con el chico que te gusta: así te lo imaginas... así puede que suceda

¿No paras de fantasear con esa primera cita con el chico que te gusta? ¿Analizas con precisión desde una semana antes qué te pondrás, cómo te rozará con el brazo, qué restaurante elegirá y hasta el cartel del futuro buzón que compartiréis? Pues este tema es para ti. Salva los abismos entre la imaginación y la realidad a base de sentido del humor y dedícatea reírte de ti misma a ritmo de gif. Disfruta de este irónico homenaje a las románticas del mundo.

asde fantasear con esa primera cita con el chico que te gusta? ¿Analizas conprecisión desde una semana antes qué te pondrás, cómo te rozará con el brazo yhasta el cartel del futuro buzón que compartiréis? Pues este tema es para ti. Salvalos abismos entre la imaginación y la realidad a base de sentido del humor y dedícatea reírte de ti misma a ritmo de gif. Disfruta de este homenaje a la románticasdel mundo que se vienen arriba con premeditación y alevosía.¿No parasde fantasear con esa primera cita con el chico que te gusta? ¿Analizas conprecisión desde una semana antes qué te pondrás, cómo te rozará con el brazo yhasta el cartel del futuro buzón que compartiréis? Pues este tema es para ti. Salvalos abismos entre la imaginación y la realidad a base de sentido del humor y dedícatea reírte de ti misma a ritmo de gif. Disfruta de este homenaje a la románticasdel mundo que se vienen arriba con premeditación y alevosía.¿No parasde fantasear con esa primera cita con el chico que te gusta? ¿Analizas conprecisión desde una semana antes qué te pondrás, cómo te rozará con el brazo yhasta el cartel del futuro buzón que compartiréis? Pues este tema es para ti. Salvalos abismos entre la imaginación y la realidad a base de sentido del humor y dedícatea reírte de ti misma a ritmo de gif. Disfruta de este homenaje a la románticasdel mundo que se vienen arriba con premeditación y alevosía.

El momento genial y mágico en el que os conocísteis
Así te lo imaginas: Fue en un bar. Te lo encuentras en la barra mientras esperas tu gin&tonic y os rozáis el brazo, despacito. Os reís cuando descubrís que ambos estáis cantando la canción de fondo. Y te mira, te mira como si llevara años mirándote. Intercambiáis palabras, sonrisas y teléfonos.
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: Quedarás con el tío ese del Tinder con el que has estado intercambiando whatsapps intermitentes ya que, de momento, no tiene pinta de asesino en serie y parece conocer la diferencia entre 'haber' y 'a ver'. La mayoría de las veces, al menos.
Así puede que suceda
Llegar a la cita
Así te lo imaginas: Llegas a la cita hecha un pibón y sin mayor esfuerzo porque qué 'I woke up like this' ni qué niño muerto: a tu lado Beyoncé no parece más que una rodaja mordisqueada de mortadela.
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: Después de horas en el baño duchándote, depilándote, encremándote, alisándote, maquillándote y 'emperifollándote', no parecerás más que una versión sin pasta y poco famosa de Chabelita.
Así puede que suceda
Verle
Así te lo imaginas: Te encuentras con un tío más guapo de lo que recordabas. En tu cabeza te habías construido la imagen de un Zac Efron ibérico de metro ochenta, mirada aguamarina y sonrisa 'Colgate', pero en la realidad ES MUCHO MEJOR y te lo comerías a lametones.
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: En una escala del uno al cranco: cranco. Comprenderás en un segundo el poder embellecedor de los filtros de Instagram y te preguntarás en qué momento Tinder dejó de ser Tinder para convertirse en Kranker. Pero no pasa nada. Parece majete, aunque parpadea poco.
Así puede que suceda
Contacto con las amigas
Así te lo imaginas: Le mandas tu ubicación vía Whatsapp a tu mejor amiga para que sepa dónde estás. Le añades unos cuantos corazones y sevillanas.
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: Te equivocarás de chat y le mandarás la ubicación, los corazones y las sevillanas a tu cita. Lo leerá y pensará que eres monguer.
Así puede que suceda
La cena
Así te lo imaginas: Os vais a cenar a un restaurante cuqui y romántico. Descubrís que a ambos os gusta la mezcla de pasta y marisco y que tenéis entradas para el tributo a Queen de la semana que viene. Y desde ya, lo sabes. Sabes que os habéis gustado. Sabes que os enrollaréis. Sabes que viviréis en un chalet adosado donde vuestros siete hijos os preguntarán todas las noches cómo os conocísteis.
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: Él: "Pues la cría de gusanos es un tema 'mazo' interesante, ¿oyes? Vivo con mi madre. Compartimos habitación, pero me deja salir hasta la hora que yo quiera. Tengo un piercing, pero no te lo puedo enseñar en público. Y me lo perforó mi madre. El tupé también me lo peina ella. ¿Te he hablado ya de mi madre?" Tú: "Camareromeponeunacervezadeltamañodemicabezaporfavor" y te cambiarías por la Pantoja o Pujol en un periquete.
Encontrarte con tu ex
Así te lo imaginas: Te encuentras con tu ex en el restaurante. Solo. Triste. Feo. Te ve despampanante, feliz, con el vestido rojo y un 'TIO BUENO'. Que te mira con lujuria. Que te acaricia las piernas.
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: Te encontrarás con tu ex en el restaurante. Feliz. Guapérrimo. Acompañado. DE UNA CHICA. Que si la vista no te traiciona, es la presentadora del nuevo programa de Telecinco. Pensarás a gritos, ¡Pero si me dijiste que no te gustaban rubias!
Así puede que suceda
Después de la cena
Así te lo imaginas: Te propone hacer algo espontáneo después de la cena. Dar un paseo al lado del río. Jugar a juegos de preguntas. Tumbaros en el césped y escuchar música de su móvil. Que suene una de The Pogues y que no te lo puedas creer. ¡Pero si es tu canción!
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: Os emborracharéis como si no hubiera un mañana. O al menos tú lo harás y te importará cero. Le harás la ola al camarero cuando te traiga otro verdejo. Lo abrazarás cuando te deje la botella. Le preguntarás si se ha bajado ya el Kranker y que si no, que se lo baje.
Así puede que suceda
El beso de despedida
Así te lo imaginas: No te hace falta hacer el pececillo porque te besa justo como te gusta que te besen. Con su mano en tu cintura y la tuya en su cuello, te besa como si llevárais años besándoos. De fondo, por supuesto, Celine Dion.
Así te lo imaginas
Así puede que suceda: Que eso es Titanic, joder. Os daréis un abrazo torpe y raro porque temes un poco por tu vida y porque no quieres que te lama el mentón. Subirás a casa a comer Risketos en tu cama para ti sola y convencida de que no habrá whatsapp del día siguiente. Porque con citas así tú eres muy como Alejandro Sanz: te lo agradezco, pero no.
Así puede que suceda