Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cronología del idilio no confirmado de Aston Kutchner y Mila Kunis

Todo comenzó en abril, en una fiesta. Desde entonces se han pasado el verano yendo de un lado a otro fotografiados por los paparazzi. Acaramelados en eventos deportivos, besándose apasionadamente en Central Park. Un amor no confirmado pero bastante evidente.

En coche, en moto, en hoteles, en bares… Ashton Kutchner y Mila Kunis han sido fotografiados por los paparazzi llevando la vida normal de una pareja en infinidad de ocasiones. En la última ocasión, el diario británico Daily Mail ha contactado con una persona del entorno de ambos que asegura que están buscando un perro para adoptar. Todo perfecto de no ser por un detalle, nunca han confirmado su relación.
La primera publicación que indagó en serio sobre este romance fue Elle a principios de este verano. En una entrevista con Mila, le preguntó por él y ella dijo que se sentían cómodos juntos, se conocían desde hace quince años  y tenían muchos amigos en común. El motivo, habían aparecido besándose en una fiesta en Hollywood.
Desde entonces ya se ha sabido que al menos comparten una casa en Los Angeles. Se les ha visto en partidos de béisbol, en fiestas. El problema es que Ashton todavía no tiene el divorcio de Demi Moore para poder replantearse públicamente el futuro. Si aparece en los medios acaramelado con su chica, la buena relación que necesita para cortar legalmente su relación con la veterana actriz se puede evaporar.
ash

Claro que también hay otra versión. La prensa americana comenta que la boda de Demi y Ashton no fue por legal, sino a través de una ceremonia simbólica. De modo que no tendrían por qué esperar al divorcio. Sin embargo, la salud de Demi Moore preocupa y mucho. Apareció en un hotel bastante desmejorada, dando tumbos y rechazando a los periodistas. Para colmo, una amiga suya ha manifestado que ha recurrido a la hipnosis para superar la ruptura.
Y a eso no ayudan las imágenes que se difunden. En agosto acudieron juntos a un partido de los Dodgers en Los Ángeles y estuvieron acaramelados mientras compartían perritos calientes. Pero más elocuente aún fue la fotografía de ambos besándose en Central Park. Menos mal que él no soltó su teléfono móvil dándole un aire poco natural a la escena. Parece que cada arrumaco que captan los paparazzi demacra aún más a Demi.  
Ambos están bregados en eso tan hollywoodiense de los amores conflictivos. Ashton lo acaba de dejar con Demi Moore, que ha dado titulares de toda clase sobre su despecho, con problemas médicos incluidos. Y Mila, con Macaulay Culkin, un enfant terrible de Hollywood como pocos ha habido, si acaso Drew Barrymore. No en vano, en varios medios se especula con que la pareja no hace público su amor para no haer más ‘pupa’ a sus ex.