Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macron 'aime' Brigitte: la historia de amor del candidato francés con su profesora

sdfsdfsdfsdfsdfdivinity.es

Tras los resultados de las elecciones en Francia, Emmanuel y su mujer, Brigitte Trogneux, podrían arrebatarle a Le Pen el próximo 7 de mayo la Presidencia de Francia a la candidata. Ellos se conocieron en un instituto de Amiens. Podría decirse que iban a la misma clase, salvo por el matiz de que él era un alumno de 17 años y ella su profesora de literatura, de 37. Mucho tiempo después, convertido aquel chaval soñador que escribía poesía en Monsieur Emmanuel Macron, posible futuro presidente de la República, su historia de amor maduro salta al primer plano. Aquí, la prueba empírica de que 20 años no son nada.

Brigitte Trogneux (apellido de soltera) es una mujer culta y elegante, con tres hijos y seis nietos, que en la actualidad da clases en un centro privado de París. Emmanuel Macron, aspirante a ganar la segunda vuelta de las elecciones francesas el 7 de mayo y pianista ocasional. Maestra y ex alumno se casaron en 2007, cuando ella tenía 50 y él 30.

La pareja, consciente de la curiosidad que despiertan, se ha intentado mantener lejos de las portadas. Aunque han dado varias entrevistas exclusivas a Paris Match. Su importancia mediática, tras situarse Macron como favorito junto a Le Pen en la segunda vuelta de las elecciones, va a aumentar sin duda.
macron
"Cuando Macron cuenta que va a ver a sus niños el fin de semana, no habla de sus hijos, sino de los nietos de su mujer", apuntaba la publicación gala L'Express, una de las primeras en indagar sobre su relación.
También 'Paris Match' reveló algunos detalles de una escapada que hicieron a una estación de esquí de los Pirineos, donde Macron aún conserva algunos familiares. "Actuaron como dos turistas más y hasta compraron en el supermercado local", dice la revista.
hg
Parece que la buena sintonía entre ellos se dio desde un principio. El propio Macron, excelente bailarín de tangos, ha confesado en una entrevista -de las pocas en las que ha hablado sobre su vida privada- que fue su esposa, antes de serlo, quien le contagió el amor por los libros.
Una pasión por las palabras que fluia en ambos sentidos. Según aseguró un ex compañero de clase a 'Le Parisien', la maestra siempre citaba al estudiante destacado como ejemplo. "Estaba totalmente cautivada por su modo de escribir. Él escribía poemas muy a menudo y ella los leía delante de todo el mundo", dijo.
macron