Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo que no veremos en el veraneo Real

real1real1
Cristina y Urdangarín no tienen hueco, nada de regatas para el Rey y Felipe, que estamos en tiempos de trabajo y austeridad, Elena llevará a los niños (sin armas) con sus abuelos y la mamma Sofía servirá de pivote pasando casi dos meses en su Marivent querido y recibiendo a unos y a otros. Algo tiene que cambiar para que nada cambie, ya lo decía Lampedusa. Te contamos las variaciones ('ya no') al guión general ('aún sí') de su verano más crítico.
real 2

Ya no…
Urdangarín: ni viene ni se le espera: Las agendas de los tres hijos reales y sus respectivas familias siempre tenían una cita marcada en rojo. Solía ser a finales de julio y principios de agosto, pero este año, por primera vez, Cristina y Urdangarín (y sus cuatro hijos) no podrán disfrutar del retiro playero en el Palacio de Marivent, donde tienen unas dependencias para ellos solos. Las tensas relaciones que el yerno mantiene con el núcleo duro de la familia y su imputación en el Palma Arena hacen poco viable la visita. Por no mencionar la publicidad negativa que puede reportar una foto conjunta a estas alturas del año horríbilis monárquico.
Felipe se queda sin regata: Casi con toda seguridad, el resto del clan coincidirá en la primera quincena de agosto. Este año ninguno participará en la ya clásica Semana de Vela. La versión oficial es que la competición se ha adelantado a la tercera semana de julio y el Príncipe de Asturias aún tiene compromisos oficiales en esas fechas.

Sofía, el pilar emocional: La Reina permanecerá casi la totalidad de julio y agosto en Marivent y allí irá recibiendo a unos y a otros. Sobre todo a sus nietos, con quienes tiene previstas varias actividades deportivas y culturales.
Rey y Reina coincidirán, pero poco: No se sabe cuándo (seguramente a principios de agosto) ni cómo, pero los monarcas se verán en Palma de Mallorca.
Las Infantitas también estarán: Leonor y Sofía ni notarán los cambios. Salvo quizás echar de menos a sus primos, Juan, Pablo, Nicolás e Irene. Les queda Froilán y Victoria Federica.
Borbón y Rajoy: El Rey, con más razón que nunca, seguirá celebrando el tradicional despacho de trabajo con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el 8 de agosto.
Vacaciones privadas secretas: A pesar de que tras el accidente del Rey en Botsguana se aseguró que se trabajaría en la transparencia de los viajes fuera de agenda oficial, este verano tampoco Zarzuela se manifiesta sobre las escapadas fuera de España que podrían hacer los Príncipes y Elena. La Casa del Rey ha anunciado sin embargo que sigue trabajando en un protocolo para comunicar al Gobierno los viajes personales de don Juan Carlos.