Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lindsay Lohan se pega su última fiesta antes de ingresar en rehabilitación

El festival de Coachella, celebrado en California, saca el lado más 'boho chic' y fiestero de los famosos y Lindsay Lohan no quería perdérselo. Para ello, la actriz le pidió al juez como un favor emocional importantísimo retrasar su ingreso en el centro de rehabilitación hasta que pasara el famoso festival, al que ha asistido con su hermano, Michael Lohan. El magistrado le dejó claro que nada de drogas ni de compañías peligrosas. Vestida con botines negros, shorts y una camiseta que dejaba ver su ombligo, LiLo ha disfrutado de sus últimos bailes en libertad.

LiLo Coachella