Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El lado más familiar de Michael Schumacher

Michael Schumacherdivinity.es

Todos conocemos los logros deportivos de Michael Schumacher, el siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 se ha ganado un sitio destacado en la historia del motor. Pero detrás de su figura pública, Schumacher ha sabido conservar un fuerte núcleo familiar formado por su mujer Corinna, con la que se casó en 1995 tras 'quitársela' a su rival, y sus dos hijos, Gina María de 16 años y Mick, de 14, que podría continuar su laureada carrera y que acompañaba a su padre durante el terrible accidente en los Alpes franceses.

Son momentos duros para la familia Schumacher, Michael se debate entre la vida y muerte. El ex piloto se golpeó la cabeza contra una roca mientras realizaba uno de sus deportes favoritos, el esquí, en los Alpes franceses. Al parecer, Schumacher decidió salirse fuera de la pista consciente del riesgo que eso supone. Su hijo Mick de 14 años esquiaba junto a él en el momento del accidente mientras su mujer Corinna y su hija Gina María se encontraban lejos del lugar del suceso.

Michael Schumacher
El carácter ganador de Michael Schumacher se forjó desde su niñez. Con apenas 4 años, el alemán comenzó a conducir un kart el en circuito de Kerpen en el que trabajaba su padre Ralf como mecánico de pista y donde su madre Elisabeth le ayudaba. Una familia humilde que no podía costear los gastos asociados a este deporte, por lo que Michael desde joven tuvo que trabajar como mecánico.

En las pistas de karts conoció también a su primer amor, Andrea. Juntos compartían una misma pasión, la velocidad. Todo iba sobre ruedas pero una curva hizo que la muchacha perdiera la vida. Hoy en el museo Schumacher, localizado en las mismas pistas donde comenzó Michael, descansa el karting de Andrea.

Michael Schumacher
Pero Michael siguió adelante con su sueño. Tras ser campeón alemán junior y subcampeón del mundo en karts, debuta en la Fórmula 1 en 1991, en Bélgica, donde tan sólo un año después ganaría su primera carrera. Durante esos años, conduciendo en la escudería Mercedes, su compañero fue el también alemán Heinz Harald Frentzen. HH, como era conocido en el mundo del motor, cedió dos cosas a su compatriota: las victorias en el Mundial y a su novia.

Corinna Betsch era una empleada de oficina que acompañaba a las carreras a Heinz Harald. Pero Michael fue más rápido y comenzó a salir con la novia de su rival. En una fiesta tras la carrera de Le Mans, Michael invitó a Corinna a pasear en moto y ésta jamás regresó con Frentzen.

Michael Schumacher
La pareja de enamorados se dio el sí quiero en agosto de 1995, cuando el piloto ya había conseguido su primer título de Fórmula 1. Las fotos exclusivas fueron vendidas a la revista alemana Bunte  por 250.000 marcos alemanes que fueron íntegramente donados a Unesco.

Michael Schumacher
Fruto de este matrimonio nació el 19 de enero de 1997 Gina María y el 22 de marzo de 1999 el pequeño Mick. Michael Schumacher siempre ha querido separar su imagen pública de su vida familiar, que ha permanecido en un segundo plano, viviendo de la forma más discreta posible en su mansión suiza de Vufflens-le-Château, una casa de 1.400 metros cuadrados, con 15 habitaciones, baño turco, sauna, gimnasio, piscina, sala de cine y campo de golf con simulador electrónico.

Michael Schumacher
En 2004, toda la familia hizo las maletas para mudare a una villa en Gland, sobre el lago Leman (también en Suiza). La casa, que estaba abandonada, fue completamente rehabilitada al gusto de la familia Schumacher, con unas caballerizas para Corinna ya que su gran pasión es montar a caballo. Además de esta villa, los Schumacher poseen una casa de inverno en Trysil (Noruega), a 210 kilómetros de Oslo, con 400 metros cuadrados y muy cerca de las pistas de esquí; y una casa de verano en Mallorca donde además toda la familia puede disfrutar de otra de sus pasiones: navegar por el mar Mediterráneo.

Michael Schumacher
Michael Schumacher ha sido un deportista total. Además de sus éxitos en los circuitos, el alemán ha destacado por su pasión por el fútbol, llegando a jugar con los mejores jugadores del mundo en varios partidos benéficos y homenajes.  Competitivo hasta la médula, Michael es un enamorado de las motos (tiene un Harley y corrió un año en el Campeonato del Mundo), del tenis, la natación y el esquí. Su único vicio reconocido es el zumo de manzana con agua mineral y escuchar la música de Phil Collins.

Michael Schumacher
Su figura se ha visto homenajeada con múltiples galardones y distinciones, entre las que destaca el nombramiento de Campeón de Unesco de 2002 por sus donaciones solidarias y el Príncipe de Asturias de los Deportes de 2007, que recibió acompañado de su mujer.

Su legado es el mejor ejemplo para su hijo Mick, que con 14 años ya ha participado en algún que otro campeonato de karts internacional con excelentes resultados. Tal es la discreción de esta familia que 'el heredero' corre bajo el nombre de Mick Betsch, utilizando el apellido de soltera de su madre. Él fue testigo del fatal accidente de su padre en los Alpes franceses y el primero que puso sobre alerta a los servicios sanitarios.

Michael Schumacher
La Fórmula 1 y el mundo del deporte han mostrado su apoyo a la familia en estos momentos tan duros. Los grandes campeones, las leyendas, no sólo se forjan en los circuitos o las pistas.

Ver más de: