Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos de seducción, por Miriam Giovanelli: "Tiene que ver con sentirte bien"

Miriam Giovanellidivinity.es

Miriam triunfa. Con su mezcla italo-española y su arte, la actriz se ha ganado el aplauso del cine y la televisión de ambos países. Es un icono de la sensualidad, aunque no se reconoce "nada" en este papel. Nos encontramos con ella en un evento de Multiópticas, donde defiende que, claro que sí, las gafas también son para ligar. Nos cuenta cómo es para ella el arte de la seducción, lo que le gusta que pase cuando alguien se le acerca y también reflexiona sobre ser mujer y trabajar en España o Italia.

A la hora de seducir, ¿eres más de hacerlo con una buena conversación o te apoyas en tu físico?
Creo que hay dos tipos de seducción: la que ocurre antes de abrir la boca y la que ocurre después. Está esa gente que, a priori, no te gusta y después te gusta muchísimo y al revés. Ambas cosas tienen que ir unidas.
Un truco para ligar que no te falla nunca
Una copa (bromea). A la hora de ligar, para mí lo ideal es no quedar para un plan concreto. No quedar para cenar, quedar para la copa o el cóctel de antes, el aperitivo italiano, que se hace sobre las siete de la tarde. Te permite estar un ratito, si quieres más te vas a cenar y si no, puedes irte.
¿Ligas más con o sin gafas?
Pues depende. Si he quedado para ir al cine o tengo que conducir, con gafas. El tema de ligar tiene que ver con sentirte bien. Así que yo, si necesito gafas, me las pongo. Soy muy miope.
Qué tres cualidades te llaman más la atención en una persona
⦁    El sentido del humor, que se sepan reír de sí mismos. Alguien que haga que mis dramas sean menos dramas.
⦁    Me encantan los buenos. Soy cero de canallas, me la han jugado. Este rollo de 'si te pega en clase, es porque le gustas', me parece horrible.
⦁    Tiene que trabajar. Me da igual en qué y su cuenta bancaria. Es una actitud, no me gusta nada el pasivo que no curra porque no le apetece.
¿Cómo fue la última vez que te sedujeron?
No me doy cuenta de cuándo me seducen, soy incapaz de distinguirlo. Sí me doy cuenta de si me gusta o no esa persona. Cuando alguien me gusta siempre pido a una amiga que interceda por mí, no me muevo muy bien en esas aguas. Pero sí puedo decir que la última vez que he estado a gusto fue ayer.
Miriam 2
Qué tres cualidades tuyas te gustan más
Esto es mejor que lo conteste alguien que no sea yo. Lo que me hace estar bien es el sentido del humor,  mi capacidad de agilizar las decepciones y también el ser muy cabezota (aunque eso es bueno y malo). La madurez te hace no esperar cosas de los demás, eso creo que es muy importante.
Eres un icono de lo sensual, ¿te reconoces en este papel?
La verdad es que nada, quienes me conocen lo saben. El 'sexy' o 'no sexy' está en los ojos de la persona que mira, es quien lo decide y es totalmente subjetivo. Cuando me levanto no pienso en si estoy sexy.
¿España o Italia? (Para vivir, para trabajar y como mujer)
Para trabajar los dos, ¿para qué quedarte con uno si puedes cogerte aviones?. Para vivir España, y eso está muy ligado a 'como mujer'. La mujer en España está a caballo y ya ha salido de la cuadra y en Italia va a caballo pero todavía no ha salido de la cuadra. Aquí hay una cosa que me fascina (y que me gusta pensar que me he empapado de ella): hubo un grupo de mujeres después del franquismo, las madres, que sin hablar entre ellas, decidieron educar a las hijas igual que a los hijos y eso cambió la historia. Hombres y mujeres que quitaban la mesa, que ayudaban en el hogar… En Italia está la 'Mamma', que es una mujer muy necesaria en la casa pero que no tiene esa figura de trabajadora fuera.
¿Durante el tiempo que viviste en Italia, como mujer trabajadora, te afectaron esas diferencias?
No porque no he sido 'Mamma' de nadie y no he tenido que convivir con esa situación familiar. Pero sí que los micromachismos están instaurados en cualquier plano laboral, no solo en Italia, también en España. La maternidad, por ejemplo, es una catástrofe a nivel de conciliación.
Como mujer y actriz, ¿qué le pides a la industria?
Que no tengamos que pedir nada.
Ver más de: