Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esther se olvida de las extensiones pero Reyes no es capaz de cortarse el pelo

Dulceida citaba a sus chicas en su peluquería de Barcelona y dejaba a Esther y Reyes en manos de los peluqueros. Mientras Esther fue capaz de desprenderse de las extensiones después de muchos años, Reyes no quiso seguir los consejos de los profesionales y no aceptó cortarse el pelo.