Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bill Cosby, última víctima de unos asesinos implacables: Twitter y Facebook

Hackers con intenciones misteriosas, tuit-stars que buscan nuevos seguidores, sujetos de laxa conciencia que se encuentran aburridos... matar famosos en las redes sociales se ha convertido en algo tan habitual como los trending topics de las 'believers'. La última víctima ha sido Bill Cosby, que ya pide por favor, por caridad, que dejen de matarle. Pero hay muchos más.

El lunes apareció una página en Facebook llamada ‘Rip Bill Cosby’. A las pocas horas de su creación contaba con casi un cuarto de millón de seguidores.  Sin embargo, el actor de 73 años no había muerto. Lo gracioso es que es la tercera vez que Bill Cosby muere este año. El 2 de agosto su fallecimiento se convirtió en trending topic en Twitter. Él mismo tuvo que interveni en la CNN. Dijo: “No quiero que nadie vuelva a hacer esto nunca más ¡es la cuarta vez que se publica que he muerto! (…) quiero decirle a los amigos de las persona que extiende estos rumores que le digan que lo deje, porque no es divertido”.
bill_cosby

Pero Bill Crosby no es el único que ha sido ‘asesinado’ en redes sociales. Quizá sí el que más veces ha muerto, lo cual no deja de ser simpático ¿por qué tanta obsesión? Pero el panteón de muertos que están muy vivos de Facebook y Twitter es amplio.
RIHANNA: Este verano la cantante murió. Una réplica de una revista francesa divulgada en las redes sociales extendió el rumor de que había fallecido por un problema de alcoholismo.
JUSTIN BIEBER: En enero fue intervenido por una reacción alérgica. En las redes se le dio por muerto. Como se encontraba rodando un capítulo de CSI en el que iba a se asesinado. Alguien debió hacerse un lío y los demás, ¡retweet, retweet!” hasta que RIP Justin Bieber fue TT mundial. “¿Estoy muerto, todavía?”, dijo el rubito terror de las nenas bromeando sobre el asunto.
LUIS MIGUEL: El cantante también pasó por el quirófano. Rápidamente, en las redes sociales se le ‘asesinó’, pero él se encontraba tranquilamente reposando en Bora Bora.
CHARLIE SHEEN: Lo que tuvo que ser duro para el actor fue que, después de tantas juergas y excesos, reconocidos y divulgados, cuando tuvo  un hoax con su propia muerte fuera por un motivo tan poco nihilista como un accidente esquiando. Su ex mujer, Denise Richards tuvo que comparecer ante los medios para negar los rumores.
charlie_sheen

ADAM SANDLER: Por algún extraño  motivo, el rumor sobre el óbito del actor también le situó esquiando. Había chocado contra un árbol. Su representante tuvo que salir a decir que nones.
OBAMA: El presidente de Estados Unidos ‘murió’ en un atentado, como en una película o como su malogrado antecesor en el cargo JFK. Todo partió de un hacker que se hizo con el usuario de Twitter de @FoxNews. La Casa Blanca tuvo que bajar al barro a desmentir el asunto.
CHER: Con Cher no pueden los años, pero sí una simple usuaria de Twitter aburrida, @Lorraine_Star, con 15.000 seguidores que se inventó la noticia. El problema es que lo leyó Kim Kardashian, con doce millones de almas siguiéndola, y el asunto pasó a mayores. Resultado, @Lorraine_Star consiguió 10.000 seguidores nuevos.
LINDSAY LOHAN: Y también echando mano de la Kardashian, pero directamente desde una cuenta falsificada, se acabó con la vida de Lindsay, que ya es lo que le faltaba a la pobre mujer.

BON JOVI: Al cantante se lo cepillaron en una gira. Su respuesta fue muy poética, y un tanto ofuscada, “El cielo se parece mucho a Nueva Jersey. Pueden dormir tranquilos porque Jon está muy bien”.
Y son muchos más los caídos. Políticos como Castro o hugo Chávez. El actor experto en artes marciales Jackie Chan, que habría perdido la vida de un infarto por la intensidad de un rodaje dando pataditas voladoras. El cantante Chris Brown, aunque fue por una venganza debido a su actitud indeseable tras recibir un Grammy