Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No fue un accidente

Conrad quiere que Aiden se vaya de la casa, pero éste ha investigado el accidente y ha descubierto algo importante: han intentado matarle. Los frenos del coche estaban cortados y sabe quién ha sido... Jack Porter es el responsable.