Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aviso: la publicidad es cosa de morenas

Aviso: la publicidad es cosa de morenasdivinity.es

Sí, Cara Delevigne ha dejado de ser rubia. Lo hemos visto en la última gala LACMA y significa que su nuevo color de pelo pronto estará en todas partes: por algo es la top más fotografiada del momento.

Y, no es la única. Max Factor ha decidido “cambiar de look” a una de las rubias más famosas de la pasarela para su campaña de Navidad: Candice Swanepoel. ¿Es el fin del imperio de la publicidad de las rubias?
Si quieres seguir sus pasos, recuerda que el color más oscuro –el puro azabache- no queda bien a cualquiera: endurece mucho las facciones y acentúa las imperfecciones del rostro. Quizás la coloración intermedia –y una de las más demandadas este otoño en las peluquerías- es el color chocolate: llévalo con mechas para que no veas un cambio tan radical.
Además, las morenas también tienen problemas: los cabellos oscuros suelen ser más secos y delicados. Además, si tiene problemas de hidratación, enseguida aparece apagado. No requiere tanto “mantenimiento” en peluquería como el pelo rubio, pero sí que precisa cortar las puntas cada tres meses.