Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elige la brocha adecuada

Elige tu brochadivinity.es

Existen diferentes tipos de brochas dependiendo de la zona del rostro y del tipo de maquillaje que uses. ¡Atenta!

Más vale calidad que cantidad
Es importante que te decantes por una marca profesional, que ofrezca ciertas garantías. A la hora de comprar una brocha, pruébala pasándola por la cara interna de la muñeca. Si las cerdas te resultan demasiado ásperas, mejor otra.
Cada una cumple su función
No cualquier brocha sirve para todo. Cuando vayas a seleccionar la tuya, ten en cuenta para qué la vas a utilizar y sus características: tipo de pelo, corte (biselado, plano, etc.), densidad, etc.
Ten en cuenta tu rutina de maquillaje
¿Te maquillas todos los días? ¿Eres cuidadosa con las brochas? ¿Cómo es tu base: fluida o en polvo? Antes de comprar, es clave que te pares a pensar en estas cuestiones.

1- Para base y polvos
La calidad de una brocha es clave si queremos que nuestro maquillaje quede impecable. Las de fibras sintéticas son mucho más convenientes para aplicar sobre el rostro bases líquidas o cremosas, pues te ayudarán a lograr un acabado más uniforme. Las de fibras naturales, mejor para los polvos sueltos.
2- Para los ojos
Existen muchas brochas y pinceles específicos para la mirada: para aplicar el producto, para difuminar, delinear... Principalmente, has de invertir en un pincel para aplicar las sombras (se conocen como de “lengua de gato” y suelen ser anchos y planos) y un pincel lápiz que acabe en punta y te permita llegar a las zonas de difícil alcance.
3- Para los labios
Puede que estés acostumbrada a aplicar directamente el pintalabios sobre la boca, pero utilizando brocha o pincel usarás solo la cantidad de producto imprescindible y el acabado será mucho más profesional.
4- Para el colorete
Ésta es una de las imprescindibles. Escógela de tamaño medio o grande para poder cubrir bien las mejillas y de pelo suave y largo para difuminar bien (en caso de que el colorete sea en polvo).
5- Multiusos
En general, las conocidas como brochas mofeta o kabuki pueden desempeñar varias funciones: marcar y contornear, pulir el maquillaje, añadir más color (en el caso de los polvos de sol), etc. Pueden ser de forma redondeada, biselada, planas o en punta.