Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Transformamos a Lorena Van Heerde

Trasformamos a Lorena Van Heerdedivinity.es

Esta temporada nada es lo que parece. Engaña con el largo de tu pelo y crea un cambio radical sin cortar.

1- Prepara el cabello
Para comenzar, aplica un sérum protector en medios y puntas que, además de evitar que la melena se estropee con el calor extremo de la plancha, facilita el alisado posterior. De esta forma, conseguirás que el planchado dure más tiempo y el pelo no se vea encrespado.
2- Alisa
Previo al planchado, el cabello ha de estar bastante seco y el producto ha de haber penetrado en profundidad. A partir de ahí, empieza por la zona trasera y ve hacia los laterales, cogiendo mechones de unos dos dedos aproximadamente. Evitarás que se queme el cabello, sobre todo en las puntas.
3- Esconde
Decide el largo que quieres, lo ideal es que la melena caiga sobre los hombros. Haz una raya ladeada y comienza a recoger el pelo hacia dentro por mechones (de unos 10 cm), que esconderás con horquillas. Puedes dejar un lado más largo que otro y rematar con un spray de brillo.