Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Con qué brindar para no engordar?

La guía calórica navideña más Divinitydivinity.es

Ya están aquí las esperadas Navidades: cenas de empresa, comidas familiares, copas con los amigos… Tu agenda se llena de compromisos gastronómicos, pero aquí tienes la guía fitness más Divinity para que los excesos no pasen –mucha- factura en la báscula.

Cada Navidad, de media, engordamos tres kilos. Es casi imposible evitar las tentaciones, pero te enseñamos trucos Divinity para comer de todo y engordar lo menos posible.
Para brindar….
Hazlo con sidra. Es una bebida muy navideña y de las menos calóricas. 100 mililitros de esta bebida suponen 40 calorías. Las quemarás en seguida en la pista: basta con bailar 10 minutos para que no quede ni rastro del exceso. Además, no has añadido ningún refresco azucarado.

¿Y el boom calórico? El anís, nada menos que 297 calorías y los combinados de ron, ginebra o whisky que aportan 244 calorías más las que añades con el refresco. Tendrías que estar una hora bailando sin parar para quemarlo. ¿Quién aguanta ese ritmo con tacones?
Y los dulces…
Si vas a picar, hazlo con el turrón duro de Alicante de toda la vida. Por porción de 25 gramos tiene unas 121 calorías. Eso sí, todo natural: almendras, huevo y azúcar… y huye de los mantecados: 100 gramos son 460 calorías y, además, tienen muchas grasas saturadas.
Y un menú navideño
Les hemos pedido a los nutricionistas del Centro médico-estético Cuerpo Libre una propuesta de menú navideño “light” (por llamarlo de alguna manera) y aquí tienes su propuesta.
ENTRANTES: Brochetas de queso fresco con tomate cherry y anchoas. Almejas al cava. Brandada de bacalao. Tenemos dos opciones: untarla o utilizarla como relleno en unos pimientos de piquillo.
PLATO PRINCIPAL: Cochinillo al horno. Para que el aporte calórico sea menor, es fundamental que pese unos 4 kilos, cuanto más pequeño mejor, de esta manera será más tierno, más jugoso y, además, tendrá mucha menos grasa. Como acompañamiento a este plato principal podemos permitirnos una lombarda a la que añadiremos una manzana asada y una pequeña cantidad de pasas y piñones. Resulta muy decorativo y la mezcla de todos estos sabores resulta deliciosa y apetecible para toda la familia.
POSTRE: Completaremos el menú con un postre muy sano y desengrasante. En Cuerpo Libre nos ofrecen dos opciones muy apetecibles: una macedonia de frutas frescas en su propio jugo o un delicioso sorbete de frutas de temporada.