Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La manicura perfecta

Manicura perfectadivinity.es

Si quieres lograr un resultado profesional no te olvides del antes y del después, divina.

Antes de empezar
Antes de comenzar con la manicura, sumerge las manos en agua caliente con unas gotas de limón. Así retirarás las cutículas con mayor facilidad y blanquearás las uñas eliminando los virajes amarillentos. Después de secarlas bien extiende una crema nutritiva o un aceite para cutículas.
Durante la manicura
Siempre hay una mano con la que tenemos mejor pulso y hay que reservarla para el final. Si eres diestra comienza pintando las de la mano derecha. Si te sales o te equivocas tendrás la 'mano buena' libre para corregir con acetona o algodón. En el caso de ser zurda, hazlo al revés. Tienes que tener cuidado al aplicar la segunda capa. Hazlo de una sola pasada.
Para rematar
Es el momento más delicado de la manicura, porque cualquier movimiento puede obligarnos a repetir todo el proceso desde el principio. Añade una pasada de top coat de secado rápido después de pintarlas. Recurre a las lámparas de secado para casa y evita tocar nada en los siguientes 10 minutos.