Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cupcake de Halloween

Cupcake de Halloweendivinity.es

La noche más terrorífica del año bien merece un postre de lo más dulce...La decoración tiene más importancia que nunca. ¡Estarán de miedo!

Tiempo: 1,5 horas. Cantidad: 12 cupcakes.

PARA EL BIZCOCHO
• 200 g de harina
• 1,5 cucharaditas de levadura química
• 2 cucharaditas de canela
• 3 huevos
• 200 g de azúcar
• 100 ml aceite de oliva suave
• 180 g de puré de calabaza
• 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
• 1/4 de cucharadita de clavo en polvo
PARA LA CREMA:
• 120 g queso crema frío (tipo Philadelphia)
• 120 g mantequilla (a temperatura ambiente)
• 300 g de azúcar glas
• colorante alimentario lila
PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:
Precalentamos el horno a 160 ºC. A continuación, en un bol tamizamos la harina con las especias y la levadura química y reservamos. En otro bol, batimos los huevos con el azúcar y el aceite e incorporamos el puré de calabaza. Cuando la mezcla sea homogénea, agregamos la harina. Después, rellenamos las cápsulas hasta 3/4 de su capacidad y horneamos 20-22 minutos o hasta que, al pinchar con un palillo, este salga limpio. Pasado el tiempo, dejamos reposar 5 minutos en el horno y luego los traspasamos a una rejilla.
PREPARACIÓN DE LA CREMA:
Batimos la mantequilla con el azúcar glas en la batidora. Cuando se haya mezclado bien, añadimos el queso crema. Batimos de nuevo hasta que esté blanco y cremoso.
¡A POR LAS CALABAZAS!
NECESITAMOS:
• Fondant naranja y verde
• Una esteca de cuchillo (o un cuchillo)
• Un palillo
• Un pincel y un poco de agua
• Un cortador pequeño de estrella o flor
PASO 1:
Hacemos una bola de fondant naranja y comenzamos a marcarle rayas con la esteca (o con la parte de detrás del cuchillo). Vamos situando las rayas de forma equidistante. Una vez rodeada entera, la situamos sobre una superficie antiadherente y presionamos con el dedo.
PASO 2:
Ahora hacemos una bolita verde. Le damos forma de cono y aplastamos los laterales. Cortamos con el cortador de flor y lo pegamos a la calabaza con un poco de agua.
PASO 3:
Amasamos el sobrante. Hacemos un cilindro muy fino y lo vamos enrollando en torno a un palillo fino.
PASO 4:
Agujereamos la calabaza para introducirlo y lo pegamos con un poco de agua en el agujerito. ¡Ya está lista!