Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Harvard estudia a Chiara Ferragni

Harvard estudia a Chiara Ferragnidivinity.es

#TheBlondeSaladneverstops podría ser el concepto que mejor retrate a Chiara Ferragni, una de las bloggeras internacionales de mayor éxito. Ferragni es la cara bonita de The Blonde Salad, una de los bitácoras pioneras en la blogsfera y el único blog en lograr que su dueña se cuele en la lista de los 30 creativos menores de 30 años con más éxito, según Forbes.

Su trayectoria ha sido tan meteórica que la prestigiosa Universidad de Harvard la incluía hace días en sus casos de estudio, junto a otros jóvenes relevantes como Stella McCartney o Jimmy Choo.
¿Qué varita mágica ha podido actuar en favor para que una adolescente de Cremona se convierta en menos de una década en el objeto digital de una generación de personas? "En el momento perfecto tuvo una mente empresarial", declara Kristina Maslauskaite a WWD. Ella es quien ha trabajado junto a la profesora adjunta de Harvard, Anat Keinan, en el estudio, buceando en el mundo cuajado de bolsos y viajes de Ferragni y recopilando información a través de entrevistas y llamadas a su protagonista y a un puñado de personajes de la industria.
Las conclusiones sobre el Caso Chiara, así lo han bautizado, apuntan a que no solo el don de la oportunidad se ha interpuesto en su camino, ya que en 2009 el fenómeno Fotoblog y el exhibicionismo en redes sociales como MySpace estaba más extendido que nunca. En su caso, una visión de futuro y posicionamiento en la industria del lujo ha hecho que Chiara pase de ser una egoblogger al uso para convertirse en empresaria y contratar a una veintena de sus mejores amigos para que le ayuden a aplacar el éxito. Así ha conseguido construir una compañía que en el último año ha ganado la cantidad astronómica de 7 millones de euros, que se ha expandido hacia una firma de bailarinas y zapatos con emoticonos y purpurina y cuyos ingresos hoy aumentan al ritmo de sus seguidores en redes sociales.
The Blonde Salad ha necesitado reinventarse y llega ahora con la intención de convertirse en destino de inspiración y lecturas, y que sean las marcas quienes se adaptan a su personalidad (y no viceversa). Se medita cuáles son las mejores colaboraciones y se trabaja con marcas con las que ella se identifica. La fundadora del blog más famoso del mundo deja de ser egoblogger para convertirse en una auténtica celebridad virtual.