Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién es Neil Scothon?

¿Quién es Neil Scothon?divinity.es

Cuando Neil Scothon tuvo que decidir dónde abrir una barbería, sabía que la respuesta estaba en Londres. El dinamismo de la ciudad y la sed de ideas nuevas y creativas en la zona de Hackney —tan de moda— convencieron a Neil y su socio, Stephen Murphy, de que Rocket Barber Shop sería un éxito.

Con solo echar un vistazo a Neil está claro que lleva el estilo en la sangre. Con su tupé, tatuajes y una cuidada barba, la imagen del empresario —una mezcla de rocker de los años cincuenta y habitante del East End londinense— es el mejor anuncio para su barbería en el barrio de Hackney, que está disfrutando de un éxito enorme.

Neil asegura que dicho éxito se debe a la mentalidad abierta que prevalece en Londres. Rocket Barber Shop se especializa en tupés y barbas inspiradas en la época dorada del rock ‘n’ roll y, desde su inauguración en 2011, se ha convertido en una barbería de culto con una amplia clientela; tan amplia que, de hecho, Neil y su socio abrieron hace poco un segundo local en el barrio de Stoke Newington, en el norte de Londres.

«Durante los últimos diez años he vivido y trabajado en muchos lugares del mundo. Siempre pensé que nada podría sorprenderme ni superar mi imaginación —comenta—. Desde que me mudé a Londres, ya no siento que estoy constantemente en busca de algo. He logrado abrir un negocio próspero que no habría sido posible sin esa actitud progresista de Londres que me sirve de empuje».

Neil, natural de Nottingham, empezó a aprender su oficio a los 14 años. Desde entonces, ha viajado por todo el mundo y hasta practicó el boxeo profesional tailandés durante los dos años que vivió en Tailandia. Conoció a su actual socio —que también es de Nottingham— cuando los dos trabajaban en una barbería de Melbourne. Al volver a Inglaterra, decidieron abrir Rocket Barber Shop.

El establecimiento toma su nombre de una canción de rock ‘n’ roll de Ike Turner: Rocket 88. La decoración, que incluye un coche Morris Minor —que Neil cortó por la mitad y pintó—, refleja el estilo de los años cincuenta, la época de Elvis, de James Dean, del rockabilly y el rock ‘n’ roll.

Pero Rocket no es la única obsesión de Neil en Londres. También es un gran fan de la escena teatral, musical y artística de la ciudad. A menudo se le ve en conciertos en Hackney, en los bares de música blues del Soho o disfrutando de música en vivo en Camden. Es un apasionado de los viejos grupos británicos y colecciona discos de los Rolling Stones, The Clash y The Beatles, entre otros.

Es esa energía constante que fluye por Londres lo que hace que Neil no se quiera ir nunca de la ciudad. «Para mí, Londres es un sitio que nunca aburre. Hay tanto que ver y hacer, y cuando crees que ya lo has visto todo surgen nuevas cosas otra vez. Es imposible cansarse de ver espectáculos, galerías de arte o música en vivo».

A Neil le encantan los pubs tradicionales de Londres y las coctelerías, pero siempre hay algo nuevo por descubrir. «No paro de sorprenderme con los restaurantes y bares que acaban de abrir, y cuando pido mis bebidas favoritas, el Old Fashioned y el Tom Collins, sé que quien los prepare lo hará con mimo porque se enorgullece de lo que hace —afirma—. Además, las cafeterías del este del Londres son, sin duda alguna, las mejores que he conocido. En cualquier esquina te puedes tomar un estupendo café flat white. La diversidad de etnias y culturas me hace sentir que puedo expresarme con libertad, con la seguridad de siempre habrá gente que comparta mis gustos en cuanto a música, arte, comida y bebida».

El Londres de Neil Scothon
London Bridge. Cada vez que miro el Puente de Londres, desde cualquier ángulo, me acuerdo de dónde estoy y de lo feliz que me hace estar aquí. La Torre de Londres también me encanta.

Las estaciones de tren. No soy un friki de los trenes, pero me fascinan las estaciones de tren porque todas son diferentes. Si te fijas, en cada estación hay un montón de detalles distintos. Mi preferida es la de Earls Court, porque parece que no ha cambiado nada. Todo es original.

Brick Lane. Los puestos callejeros de comida que ponen los domingos son mi sitio favorito para comer. ¡Es tan variado! Hay desde quesadillas hasta sushi. Tienen todo lo que puedas desear.

Bares. Mi lugar favorito es Ain’t Nothin But, en el Soho, donde todas las noches toca algún grupo de blues.

Arte.  Me gusta ir a ver las obras de arte clásico en la National Portrait Gallery, pero también las de arte moderno en galerías independientes del este de Londres, como la estupenda Nelly Duff y las que hay en Vyner Street. En Londres también hay algunos artistas callejeros con un talento increíble; mi favorito es Sweet Toof.

Sígueme en: rocketbarbershop.co.uk