Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Red Velvet

Red Velvetdivinity.es

Esta es una receta con historia. A comienzos del siglo XX ya hay libros que la nombran. En esa época se les ponía el nombre de "Red" a los pasteles que se hacían con azúcar moreno y "Velvet" a los de miga muy fina. ¿Te atreves?

TIEMPO: 40 minutos
CANTIDAD: 12 cupcakes o 48 minicupcakes

INGREDIENTES
 
Para el bizcocho:
- 60 ml de aceite de oliva suave
- 160 g de azúcar
- 1 huevo
- 1 cucharada rasa de cacao sin azúcar
- 1/2 cucharadita de colorante en pasta rojo
- 1,5 cucharaditas de extracto de vainilla
- 125 ml de leche
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 150 g de harina
- 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
- 1 cucharadita de vinagre blanco

Para la crema:
- 120 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 300 g de azúcar glas
- 125 g de queso cremoso (no puede ser light)

PREPARACIÓN
1- Precalienta el horno a 170 ºC. Pon la leche en un vaso y añade el zumo de limón. En un bol, bate el azúcar con el aceite. A continuación, añade el huevo y el extracto de vainilla. En otro bol, tamiza la harina con el cacao. Bate a velocidad baja y añádelo a la mezcla anterior, alternándola con la leche. Aparte, mezcla el vinagre con el bicarbonato y cuando burbujee agrégalo a la mezcla anterior y bate.
2- Incorpora el colorante rojo.
3- Reparte la mezcla en los moldes para cupcakes, sin llenarlos más de 2/3, y hornea durante 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio.
4- Retíralos del horno y déjalos enfriar 5 minutos.
5- Continúa tamizando el azúcar glas y bátelo con la mantequilla a velocidad máxima hasta que se integre. Añade el queso frío y bate aumentando la velocidad poco a poco hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. Decora los cupcakes (menos uno) con la manga pastelera.
6- Con la ayuda de un colador, usa el cupcake reservado para desmigarlo por encima de los demás.