Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Este invierno ¡practica snowboard!

Snowboarddivinity.es

Las que lo prueban no vuelven a practicar otras disciplinas de nieve. El hermano menor del esquí tiene un gran protagonismo y moldea tu anatomía.

La posición del guerrero
Esta postura, básica en el snowboard, obliga a mantener las piernas semiflexionadas, lo que supone tener el tren inferior y el centro del cuerpo en constante tensión para estabilizar situaciones de desequilibrio. Piernas, caderas y abdomen son las zonas más beneficiadas. Al no llevar bastones, el trabajo con los grupos musculares del abdomen es importante.
Aprende a caer
Es lo primero que debes hacer bien antes de coger una tabla de snowboard por primera vez, así como a frenar. Utiliza protectores, sobre todo en la zona del trasero.

Prepárate
Para empezar a practicarlo, se requiere una mínima forma física. Puedes prepararte en el gym, con entrenamientos centrados en la zona media del cuerpo, que comprendan los músculos abdominales y de la zona baja de la espalda. Lo más efectivo es una combinación de ejercicios de abdomen clásicos con un trabajo más funcional con gomas elásticas.
A cubierto
Al practicar este deporte, pasarás horas a temperaturas extremas y, aunque durante el ejercicio no notarás el frío, en posición de descanso siempre agradecerás llevar prendas térmicas.