Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo que no sabías de Irina Shayk

Irina Shaykdivinity.es

La rusa se encuentra en el mejor momento de su carrera, mientras disfruta de su intermitente soltería. Aquí te traemos algunos detalles que no conocías.

Sus trucos de belleza
- Nada más levantarse, lo primero que hace es pasarse un cubito de hielo por la cara y el cuello para mantenerlos tersos y hacer desaparecer rastros de cansancio.
- En ayunas, se toma un vaso de agua templada con zumo de limón, para beneficiar a la piel y el sistema digestivo.
- Es adicta a los zumos de frutas, los bebe a diario por su aporte de vitaminas.
- Suele ir sin maquillaje porque le gusta lucir natural, pero lo que nunca le labios pintados de rojo y un poco de máscara de pestañas para que sus ojos se vean más grandes.
- Para sus cremas siempre apuesta por los productos naturales.

En su maleta nunca falta...
- Unos pantalones negros.
- Camisas básicas, salvan cualquier estilismo.
- Unos tacones altos negros.
- Como le encanta el color, añade un par de prendas coloridas pero siempre en tonos neutros que sean fáciles de combinar.
- El neceser con: una crema limpiadora, un tónico, un contorno de ojos y un bálsamo de labios.

Lo que no sabías
- Empezó a estudiar marketing, pero lo dejó porque le parecía muy aburrido.
- Una vez trabajó como pintora de brocha gorda en un hospital para poder comprarse unas botas de las que se había enamorado.
- Cuando empezó como modelo, se mudó a París sin hablar ni francés ni inglés y casi sin dinero. Su dieta era a base de arroz hervido.
- Cuando no está viajando, vive en el West Village en Nueva York junto su perro, Cesare.
- Su desayuno preferido son unas crêpres rusas llamadas “syrniki” que están rellenas de queso quark.
- Es adicta a los tomates, a veces cuando viaja los lleva en la maleta.
- Le encantan los niños y quiere ser madre.