Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todas contra Kendall Jenner... y más casos de mobbing en la pasarela

Kendall Jennerdivinity.es

Kendall Jenner debutó en la Semana de la Moda de Nueva York con un desprecio de sus compañeras. Aseguraba que le hacían 'mobbing' y le echaban cigarros en sus bebidas, aunque luego se detractó. Eso sí, algo debía de haber porque una carta de otra modelo mandada a los medios de comunicación muestra el desprecio del mundo de la moda a la pequeña de las Kardashian.

La modelo que ha decidido hablar sin tapujos es Arisce Wanzer que ha mandado una carta abierta a los medios de comunicación donde asegura que el clan Kardashian “abarata” la profesión, que requiere muchos sacrificios, que está llena de modelos que van de casting en casting siendo rechazadas…  "¿Necesitas más fama? ¿Más dinero del que obtiene tu familia por ese show que todos los ignorantes adoran? ¿No tuvo tu hermana sexo con alguien en cámara para hacer a tu familia famosa? Tú no hiciste ni la mitad de lo que hace una modelo real. Seguramente tu madre llamó a una agencia y todo se arregló", afirma.
Más odios en la pasarela
No es la primera vez que las modelos se enzarzan. Conocido es la enemistad entre Tyra Banks y Naomi Campbell. ¿El motivo? Naomi lanzó un programa de busca de nuevos talentos y Banks aseguraba que le había copiado la idea.
El mal carácter de la “diosa del ébano” también influye y bastante. De hecho, Naomi Campbell tampoco podía ver a Claudia Schiffer.  También son archienemigas Sienna Miller y Kate Moss, ya que se acusan de robarse estilismos.
Todo por no hablar de las socialités. Antiguas amigas ahora ni se dirigen la palabra Kim Kardashian y Paris Hilton o Miley Cyrus y Selena Gómez o  Lindsay Lohan y Hilary Duff.
Incluso los más “moderados” diseñadores no dudan en mostrar sus odios a sus rivales en la pasarela: Chanel despreciaba en público a Elsa Schiaparelli, Karl Lagerfeld se encaprichó del amante de Yves Saint Laurent o Roberto Cavalli acusó de plagio a Michael Kors.